elEconomista.es

Marta Sánchez vende su casa de Miami y tantea de nuevo el amor con el actor Miguel Such

4/12/2017 - 11:01

Marta Sánchez se ha quitado de encima su peor pesadilla. El miércoles pasado la cantante conseguía por fin vender su casa de Miami, ciudad donde en donde se instaló en 2014, cuando vivía una relación seria con el decorador Daniel Terán, también músico, pintor y deportista, un hombre atractivo y bohemio.

Pero finalizada la relación y su etapa americana, Marta ha vuelto a España dejando en venta su residencia de Miami por la que acabó pidiendo poco más de medio millón de dólares, unos 450.000 euros, cantidad muy inferior a los 600.000 en que  valoró al principio la residencia.

Sin embargo, a pesar de la recuperación del sector inmobiliario en todo el mundo, a la cantante le ha costado deshacerse de este chalet de los años 30, totalmente reformado, con terraza, jardín piscina y una decoración exquisita y de buen gusto, firmada en su día por Daniel Terán. "Con la venta he perdido 70.000 dólares pero he ganado vida", comentaba hace unos días Marta Sánchez con unos amigos.

Encantada de su regreso a España, Marta puede tener otros motivos para sonreír. Gente cercana a su entorno comenta la amistad especial de la cantante con Miguel Such, un mallorquín de 42 años (Marta tiene 51), y que todo el mundo pudo ver en la edición de Supervivientes 2008, pero que también es actor. Sus estudios de arte dramático en Madrid dan cuenta de que se toma en serio su carrera.

Su cara se hizo muy popular en México, donde presentó distintos programas y hasta trabajó en una telenovela, También inició una carrera musical y estuvo algunas temporadas al frente de un programa del canal musical MTV. Y además tiene un físico imponente. Marta Sánchez rompió la pasada primavera con Casy Ustik, un yogurín mucho más joven que ella al que dirigió no muy bonitas palabras cuando dejó la relación: "No me gustaba su forma de ser", nos dijo entonces.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.