elEconomista.es

Doña Letizia regaló un arma de caza a Felipe, según Pilar Eyre

4/12/2017 - 9:25

"A don Felipe le enseñó a disparar su padre", asegura la Pilar Eyre. La hermana mayor de don Juan Carlos, llegó un día llegó a Zarzuela cuando don el actual jefe del Estado era pequeño y le vio "con un arma disparando a unas latas". Le estaba enseñando el padre. "Y doña Pilar se llevó las manos a la cabeza y dijo: 'Juanito, por dios, no. Otra vez no, acuérdate de nuestro hermano", relata Eyre. Sin embargo, de acuerdo con su versión, a pesar de eso, continuaron". La periodista afirma que toda la familia Borbón "son grandes cazadores".

El Rey actual caza también, afirmó la periodista en referencia a Felipe VI. "Y doña Letizia también". Sin embargo, de acuerdo con la autora de Mi color favorito es verte, no veremos una foto del actual jefe del estado con un elefante, como la que se difundió de su padre en África tras los sucesos de Botswana que acabaron con la abdicación de Juan Carlos.

"Ellos saben la importancia de la imagen, son unos reyes modernos, son austeros, no hacen grandes alardes de nada, y van a ir con mucho cuidado. No vamos a ver nunca ninguna foto de ellos con un arma en la mano", avisaba Eyre. "Lo hacían hasta hace poco (cazar), no sé si desde que son reyes en ejercicio lo continúan haciendo", matizaba. "Me dicen que a veces estas vacaciones que se van ahí, privadas y tal, van a cazar, tiene armas", revelaba. "Doña Letizia le regaló a los tres años de casados una Purdey, que es un arma que los que entienden sirve para matar animales", desvelaba Eyre. Purdey es una prestigiosa marca británica de escopetas y otro tipo de armas, pero también de objetos relacionados con la caza, como ropa y complementos.

"Regalarle a un Borbón un arma es garantía de fiesta, a Letizia le va la marcha", replicaba Risto. "Es como una lata de gasolina a un pirómano", bromeaba Pilar.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 5

#1
04-12-2017 / 13:40
Aristòtil el jove
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Estos tienen la misma cabeza que el cazaelefantes.

Solo piensan en matar animales.

Ya lo decía: no merecen estar ahí.

Cazar en el siglo XXI? Las neuronas escasean.

#2
04-12-2017 / 13:56
jose
Puntuación 0   A Favor   En Contra

los osos de... sus reservas. No aprenden

#3
04-12-2017 / 14:17
QUE ASCO LO QUE HAY QUE TRAGAR EN ESTE SUCIO PAIS
Puntuación 1   A Favor   En Contra

QUE BONITO..

OTRO MATAELEFANTES EN LA FAMILIA..

#4
04-12-2017 / 15:03
Puntuación 0   A Favor   En Contra

lo del arma es una anecdota pues el que fue principe y ahora rey fue al servicio militar y conoce de sobra como manejar armas mas potentes como un fusil e incluso llevar un caza de combate ......entendamos bien que al menos volarlo pues todo eso evoluciona dia tras dia y necesitaria una nueva instruccion .

#5
04-12-2017 / 15:06
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Lo creamos o no la caza es necesaria,sin ello los accidentes en carreteras se multiplicarian muchisimo mas,cualquier agricultor y ganadero te dira lo mismo,desde la merma de los cultivos agricolas sobretodo por jabali y de ciervos y lobos,las aseguradoras de coches estan que trinan con las perdidas por accidente cinegetico......


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.