elEconomista.es

Del escotazo de Nieves Álvarez al colorido de Tamara Falcó: los looks de la fiesta de Vanity Fair

22/11/2017 - 11:02

Los rostros más importantes de la sociedad española se dieron cita este martes por la noche en el hotel Ritz de Madrid, donde se celebró la gran fiesta anual de Vanity Fair. Entre los asistentes se encontraba Nieves Álvarez, que adquirió todo el protagonismo (estilístico) con un impresionante modelo de Gucci. Su look fue uno de los más destacados de la noche.

La modelo optó por un original vestido de color negro y con una piña en cada manga. El modelo también tenía dos cabezas de loro debajo del arriesgado escote en V a la altura de la cintura.

El look de Nieves logró restar algo de atención a la verdadera protagonista de la noche, la tenista Garbiñe Muguruza, que recibió el premio a Personaje del Año. La joven vistió también con un vestido oscuro de Gucci y posó ante los medios flanqueada por su madre y su hermano.

El importante evento también contó con la presencia de famosas de la talla de Tamara Falcó, la Baronessa Thyssen, Esther Doña, del brazo de Carlos Falcó, Topacio Fresh, Cruz Sánchez de Lara, junto a Pedro J. Ramírez, Maria Porto, sin Álvarez Cascos, Bibiana Fernández o Marisa Jara, entre otros.

Los representantes del mundo de la política tampoco se quisieron perder una de las fiestas del año. Entre ellos se encontraban la ministra Isabel García Tejerina, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con su novia, Beatriz Tajuelo, la vicesecretaria de estudios del PP, Andrea Levy, o el portavoz del PP, Borja Semper, que acudió con su pareja, Bárbara Goenaga, pero no posaron juntos.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 1

#1
22-11-2017 / 17:21
jose
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Ahora ya comprendemos al ciudadano su verborrea y sus obsesiones


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.