elEconomista.es

Carmen Franco: "Tengo cáncer terminal y no hay tratamiento"

17/11/2017 - 15:59

Su DNI es el número 3, el más bajo de España. Tiene 91 años y es noticia porque Nieves Herrero publica su biografía la semana que viene. Pero también porque confiesa con serenidad que padece un cáncer terminal desde hace tiempo. "Todo ha sido este verano, he estado 15 días de médicos. Lo he asumido y no pasa nada", declara en El Mundo el mismo sábado en el que su hija mayor será la estrella de Salvame Deluxe para contar (dicen que por unos 25.000 euros) su nuevo romance con un coach toyboy 36 años menor que ella, pero donde sin duda deberá hablar de su madre. La única hija de Francisco Franco y Carmen Polo se casó en 1950 con Cristobal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde, y juntos tuvieron seis hijos más después de Carmen: María de la O, Francis, María del Mar, Cristobal y Jaime. Todos saben que a su madre le queda poco tiempo pero han preferido que sea ella quien lo cuente. La carrera por la herencia ha comenzado.

"Aquí estoy, dispuesta a recibir aquello que venga, sin lágrimas, no tengo miedo a nada, ni siquiera a la muerte", afirma en su biografía (La Esfera de los Libros). Pero salvo su avanzada edad, nada hacía sospechar hasta hace unos meses la enfermedad que ahora desvela sin dramatismos. La vitalidad de la duquesa de Franco ha sido durante años tema de comentario pero a finales de verano, tal y como ella cuenta ahora, cuando cumplió los 91 (14 de septiembre), se notó cansada tras un viaje a Cuba y un crucero por el Rin. También tenía previsto acompañar a su hija Carmen Martínez-Bordiú a Irán, pero al final su hija se fue conel citado toyboy coach, para la exculsiva de una revista. Su madre ya no podía afrontar afrontar ese esfuerzo.

Sin embargo, no ha sido el cáncer lo que le ha llevado a desistir de instalarse este verano en el pazo de Meirás como solía hacer desde hace décadas, sino el disgusto que le supuso  la consideración de 'persona Non Grata' que recibió del ayuntamiento gallego de Sada. Prefirió esta más cerca de Madrid y de sus médicos: en su casa de La Granja, donde juega a las cartas con su grupo de amigas muchos fines de semana.

A pesar de la edad, la hija del hombre que sometió a España a una dictadura durante casi 40 años dejará un hueco muy importante en sus hijos y en sus nietos. Hasta que se casó con Margarita Vargas, su nieto Luis Alfonso de Borbón vivía con ella en el domicilio familiar del barrio de Salamanca. Al morir el duque de Cádiz, eligió quedarse con sus abuelos maternos en Madrid. No quiso o n le dejaron trasladarse a París con su madre, que en aquellos años estaba casada con Jean-Marie Rossi. La relación con su abuela es muy intensa. Acude todos los lunes para almorzar con ella. Y algunos fines de semana es la duquesa la que se traslada hasta el chalet de La Finca para pasar el día con los bisnietos. Cuando cumplió 90 años, su nuera Margarita Vargas le organizó una fiesta a la que acudieron todos los miembros del clan familiar. Ese día brindó con champán, que es su bebida preferida. No faltó a la comunión de su bisnieta Eugenia de Borbon Vargas.

Ahora se ha conocido que el fiscal pide para su hijo Francis seis años de cárcel por un turbio asunto ocurrido hace años, cuando se dio a la fuga y lesionó a guardia civil en tierras de Teruel. Eso al parecer la ha tenido muy preocupada. 

Carmen no quiso significarse demasiado políticamente después de la muerte de su padre y la llegada de la Democracia. Incluso decía que Carrillo o Felipe González "eran políticos de otra clase", en alusión a la decadencia de los actuales. Curiosa reflexión viniendo de la hija de Francisco Franco, pero no por ello menos interesante. Quien no la cayó nunca bien fue Adolfo Suárez. Ella considera que la legalización del Partido Comunista fue una sorpresa y un palo que no se esperaban de "aquel chico". 

Nieves Herrero habla en la biografía de Ninín Suances, primer amor de Carmen Franco con el guardamarina Saturnino Suancez de la Hidalga, una relación que su madre cortó de cuajo. Tras su matrimonio con Cristóbal Martínez Bordiú pudo al menos viajar por primera vez y adquirió cierta libertad. A falta de que se publique la obra de Nieves Herrero, no consta que se diga una palabra de los escarceos de Carmen Franco con Bibi Salisachs cuando salían juntas y sin sus maridos. 


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 3

#1
19-11-2017 / 14:24
Puntuación -4   A Favor   En Contra

Gran mujer, gran madre, gran Señora !!!!!!!!!

#2
22-11-2017 / 01:34
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Esta señora tiene de "grande" el Pazo de Meiras, sus mansiones, su enorme patrimonio y vivir de su padre dictador toda su vida con toda clase de privilegios.

#3
22-11-2017 / 01:38
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Qué méritos ha hecho esta mujer durante sus 91 años, para escribir una biografía de ella?......


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.