elEconomista.es

El vídeo de Demi Moore besando a un chico de 15 años con pasión desata un escándalo

14/11/2017 - 12:35

La actriz se ha convertido en foco de los ataques en las redes después de que saliera a la luz un polémico vídeo, filmado en 1982, y en el que aparece besando en varias ocasiones y de forma impulsiva y pasional al un niño de 15 años. Por aquella época, la intérprete tenía 19 años y estaba dando sus primeros pasos en la industria del cine.

Cuando se tomaron las imágenes, Demi Moore (55) formaba parte de la serie Hospital General y era compañera de reparto de Philip Tanzini, el niño que aparece en el vídeo y que en aquel momento celebraba su fiesta de cumpleaños.

En un momento del festejo, la actriz besa a su compañero y dice que es "su persona favorita". El gesto se repite en varias ocasiones de manera explícita. "Amo a Philip y él es el único al que amo. Lo quiero muchísimo. Es realmente fantástico y lo quiero de verdad", cuenta a la cámara la actriz.

Aunque el vídeo se publicó en Youtube en 2012, es ahora cuando se ha convertido en viral en la red, generando todo tipo de críticas en los internautas. "Los niños también merecen respeto", "es un horrible y asqueroso acoso sexual en contra de un mentor de 15 años" o  "lo de Demi Moore no tiene excusa, eso es abuso. La ley debe aplicarse para ambos género por igual", son algunos de los mensajes que se han escrito en la red contra la intérprete.

Sin embargo, no todos han criticado la actitud de Demi Moore. Hay quienes han declarado que el Philip debería sentirse "afortunado" porque un icono de belleza como ella le haya besado: "Yo estaría feliz si fuera ese niño".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.