elEconomista.es

Letizia se desmelena y baila a ritmo de Black Eyed Peas

14/11/2017 - 10:40

La Reina se encuentra de viaje oficial en México, hasta donde ha viajado sin la compañía de su esposo, Felipe VI. Allí, ha acudido a la cena celebrada con motivo del Official World Cancer Leaders, presidida por el presidente del país, Peña Nieto. Junto a él se encontraba su mujer, Ángelica Rivera (48), con quien Doña Letizia (45) guarda una peculiar relación. Durante la velada, además, la Reina se animó a bailar con Taboo, miembro del aclamado grupo Black Eyed Peas.

Además del baile de la mujer del Rey, la noche del lunes también dejó el duelo de estilismo entre la monarca y Rivera, que reconoció hace años ser fan de Letizia y copiarle algún que otro outfit.

Doña Letizia tiró de armario y reutilizó un mono negro de Felipe Varela de seda cady, con escote halter y de guipur, y bordado con cristales de Swarovski. La Reina estrenó este mismo modelito en la entrega de los premios Princesa de Asturias en 2015, y lo volvió a llevar meses después en la entrega de los Mariano de Cavia. Un look muy elegante y sencillo al que esta ocasión ha combinado con unos peep-toes de Magrit con maxiplataforma y una cartera de mano con detalles en joya de la firma Tod's.

En cuanto al peinado, la Reina ha optado por una coleta alta que dejaba a ver sus espectaculares pendientes de diamantes. Y es que para la ocasión Doña Letizia rebuscó en el joyero real y se decantó por tres joyas de pasar. La esposa del Rey acompañó los pendientes de diamantes por dos pulseras gemelas de Cartier. Además, en el dedo índice llevaba el misterioso anillo verde del que no se despega.

Ángelica Rivera, por su parte, optó por una blusa de manga corta negra con detalles de puntilla en el cuello, y una falda floral de estilo midi en tonos amarillos rojos y blancos.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.