elEconomista.es

Don Juan Carlos y Doña Sofía, cómplices y sonrientes en su reaparición oficial

14/11/2017 - 9:45

La tarde del lunes se vivió uno de los momentos más esperados: los Reyes Eméritos aparecieron juntos públicamente. El motivo se debió a que ambos presidían la entrega de la Medalla de honor 2017, que fue a parar al Teatro Real que este año celebra su 20 aniversario de reapertura.

"Me alegra mucho presidir junto a la Reina Sofía este acto de entrega de la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando al Teatro Real", declaró Don Juan Carlos (79) al comienzo del acto. Pese a que hacía meses que no se les veía juntos, los monarcas han retomado su agenda conjunta y lo han hecho con varias muestras de complicidad.

Con amplias sonrisas y vestidos en los mismo tonos, los Reyes llegaron pasadas las siete y media de la tarde a la calle Alcalá (Madrid), donde se encuentra la Real Academia de las Artes. La reina Sofía (79) escogió para la ocasión un traje chaqueta con falda en color azul marino, que combinó con un collar de perlas y unos zapatos de tacón metalizados. Por su parte, el rey Juan Carlos lució un traje y corbata también en azul marino.

Además de coincidir en el estilismo, los Reyes eméritos se mostraron muy cómplices durante el acto. El propio Juan Carlos incluso susurró algo al oído de su mujer, mientras ella respondía con una amplia sonrisa. Además, en el cóctel que se ha celebrado cuando ha finalizado el acto, los monarcas han conversado con varios de los asistentes. 

Desde que Don Juan Carlos abdicara en 2014, cediendo la corona a su hijo, los Reyes han hecho vidas por separado. No obstante, este último año parece ser que ha habido un mayor acercamiento, ya que sus apretadas agendas han propiciado que coincidan en diversos actos.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.