elEconomista.es

Alba Carrillo arremete contra Lydia Lozano: "Te come a besos y después te apuñala por detrás"

10/11/2017 - 14:03

Parece que la modelo no siente química con sus todos compañeros de trabajo y no ha tenido problemas en explicar lo que opina de ellos uno a uno. La peor parada ha sido Lydia Lozano (56): "Te come a besos y después te apuñala por detrás".

Según Alba Carrillo (31), la periodista "me cae bien, pero ese tipo de carácter me desconcierta. No puedo actuar con naturalidad con gente a la que le presumo la catana debajo del Loewe", ha explicado en su blog. ¿Su favorita? Mila Ximénez (65): "Es como yo, lo blanco es blanco y lo negro es negro, no se anda con chiquitas y es igual dentro y fuera del plató. ¡Me chifla la gente así", dice.

Otra de las que también se ha librado de los dardos de la modelo ha sido Terelu (52): "Me gusta mucho cuando se hace 'un Carrillo' y pierde la compostura". Además, hay un nexo secreto que las une: los churros. Según confiesa Alba, ella acude a comerlos al mismo establecimiento que la hija de María Teresa Campos: "Son los mejores de Pozuelo", asegura con sorna.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.