elEconomista.es

Conversamos con María Zurita y su familia sobre la gran noticia de su maternidad

10/11/2017 - 1:22

La noticia de que un niño llegará dentro de seis meses a la casa de los duque de Soria ha llenado de alegría a la familia Zurita-Borbón. "Estamos todos muy, muy felices, gracias por vuestro interés", decía María Zurita a Informalia, horas después de publicar la revista Diez Minutos que a sus 42 años, María esperaba un hijo concebido por inseminación un vitro.

La hija mayor de la infanta doña Margarita, la hermana ciega y más querida del rey don Juan Carlos, tomó esta decisión hace tiempo, seguramente cuando alcanzó su plena independencia económica como empresaria de un importante despacho de traductores e intérpretes y después de unos años sentimentalmente sola. Su relación con el diseñador Javier Larrainzar hace bastante tiempo, acabó en ruptura. Más tarde salió con un miembro de la carrera diplomática y también se la reaccionó con un conocido político, aunque tal vez se trataba de un rumor urbano. Como muchas mujeres que deciden emprender la maternidad en solitario, María está feliz de ser madre y padre del hijo que espera. Su decisión coincide también con haber dejado su piso de soltera en El Barrio de El Viso para irse a vivir de nuevo con sus padres al corazón del barrio de Salamanca .

"Mi madre ha sufrifo últimamente achaques serios: tiene 78 años y quiero cuidarla y estar cerca de ella. Mi hermano Alfonso (de 43), también está en casa. Vivimos juntos toda la familia y ahora se añade mi perrito Zeta", contaba María hace unos meses, con su precioso teckel marrón en brazos, al que lleva a todas partes, desde la oficina a la terraza donde siempre toma el aperitivo cerca de su casa.

No hace mucho tiempo, la infanta doña Margarita se quejaba en privado de que sus hijos no la habían hecho abuela. Los dos estaban solteros y había perdido la esperanza de que tuvieran hijos y ella pudiera disfrutarlos. Doña Margarita ha sido siempre una mujer muy activa a pesar de haber nacido ciega. Habla seis o siete idiomas, sabe música y le encanta, ya que no se pierde un sólo concierto de rock en Madrid, y de jovencita en Portugal, donde los condes de Barcelona vivían exiliados, estudió enfermería y es puericultura diplomada. Le encantan los niños y mucho más si son los hijos de sus hijos.

Ahora está feliz y tanto ella como su marido el doctor Carlo Zurita han aprobado la decisión de su hija. Son padres modernos y tolerantes y respetan el deseo de María de ser madre. El niño o niña que llegue a la vida de esta familia por la que sienten simpatía hasta los más recalcitrantes republicanos será duque o duquesa de Hernani, título de doña Margarita, ya que el ducado de Soria , como el de Badajoz, que ostenta doña Pilar o el ducado de Lugo, de la infanta Elena, no son hereditarios .


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.