elEconomista.es

Antonio Banderas se refugia en su hija para superar la muerte de su madre

9/11/2017 - 14:40

El actor perdió a su madre este pasado fin de semana y su hija se ha volcado con él. Tras enterarse de la dramática noticia, Stella del Carmen abandonó California, donde reside junto a su madre, Melanie Griffith, para poner rumbo a Malaga. Allí despidió junto a su padre a su abuela Ana. Ahora la familia se ha marchado a Barcelona.

Aprovechando su estancia en España, Antonio Banderas y su hija se encuentran visitando la Ciudad Condal, como han mostrado en sus respectivas redes sociales. Primero era el actor quien compartía una imagen con Stella en la Sagrada Familia junto a la frase: "En Barcelona, en inmejorable compañía".

En #Barcelona, en inmejorable compañía. With the best company @ Barcelona. #SagradaFamilia #Gaudi @stellabanderasgriffith

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el

Después era la joven la que encargada de publicar una fotografía de su progenitor y dejarle claro su amor mediante varios emoticonos de corazones. De esta forma, Stella muestra que está apoyando a su padre en todo momento y que ha sido capaz de devolverle la sonrisa. Ella y su novia, Nicole Kimpel, son sus mayores apoyos en estos momentos.

????????????

Una publicación compartida de Stella Banderas (@stellabanderasgriffith) el

Por su parte, ni su ex mujer, Melanie Griffith, ni la hija de ésta, Dakota Jonhson, a quien Banderas trató como si fuera de su sangre durante su relación con la actriz, han mostrado sus condolencias por la muerte de doña Ana, al menos de de forma pública.

With my beautiful vixen ????@lacma I LOVE MY DAUGHTER SOOOOO MUCH! ?????? #proudmama

Una publicación compartida de MELANIE (@melanie_griffith57) el


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.