elEconomista.es

La novia de Isco no tiene problema en desnudarse si lo exige el guión

7/11/2017 - 17:38

Días después de que Informalia confirmara su romance con una fotografía de ambos en el teatro, la actriz de 25 años (los mismos que el jugador del Real Madrid) fue vista en el palco del Bernabéu disfrutando del último partido del equipo blanco ante Las Palmas, una prueba más de que su relación es un hecho. Este romance ha colocado a la intérprete en la primera plana del papel couché.

Hay que remontarse hasta 2013. Sara Sálamo debutaba en el cine protagonizando la película Tres 60 junto al actor Raúl Mérida (29), con quien salió durante unos años. Ambos rodaron varias escenas muy subidas de tono en las que la intérprete aparecía sin ropa.

La propia actriz comentó después cómo fue hacer aquella escena de sexo: "Estábamos en un hotel con unos ventanales enormes, los del edificio de enfrente nos veían todo y se lo pasaron muy bien. A priori me pusieron un tanguita pegado, pero no había manera que se pegara, así que al final a lo 'lolailo'. Se portó muy bien el equipo", rememoró Sálamo.

Tras salir con Mérida, Sara ha vuelto a encontrar el amor con el centrocampista del Real Madrid, con quien incluso ya ha compartido algún que otro comentario público en Instagram. Sin ir más lejos, en una de sus últimas publicaciones la joven escribió: "Hay lunes que no cambio por un sábado", a lo que el jugador merengue respondió: "Normal", dejando entrever que pasaron ese día juntos.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 1

#1
08-11-2017 / 12:58
Puntuación 2   A Favor   En Contra

ISCO: NO TE CASES NI TE EMBARQUES CON SEMEJANTE PUE RCA


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.