elEconomista.es

El inmenso patrimonio de César Alierta, amigo especial de Isabel Sartorius

6/11/2017 - 18:43

A sus 72 años, el ex número uno de Telefónica ha encontrado una nueva ilusión en la figura de Isabel Sartorius, con quien dicen que mantiene una "amistad muy intensa". Este acercamiento con la otrora novia del entonces príncipe Felipe parece haber supuesto un soplo de aire fresco para César Alierta, que perdió a la mujer de su vida, Ana Placer, hace dos años. Con ella compartía el inmenso patrimonio que posee, producto de más de dos décadas de trabajo y dedicación.

Y es que Alierta tiene a su nombre varios pisos y fincas en Zaragoza. Además, tiene varios cargos en diferentes empresas y es socio de tres sicavs: Lierde, Valibesa y Alfa Inversiones) así como una patrimonial llamada Barnsley S.A.

Precisamente, en Lierde es donde invierte su fortuna personal. El nombre de la sociedad, constituida en 1994, responde a una aldea abandonada donde él solía pasar las vacaciones. Fue creada para gestionar su patrimonio y el de su familia.

La sicav pertenece a un grupo reducido de empresas con un patrimonio superior a los 100 millones de euros y detrás de las que se encuentran apellidos como March o Del Pino. En esta compañía también participaba su fallecida esposa.

El apellido Alierta adquiere aún más relevancia en Aragón, puesto que engrosa la lista de los más ricos de la comunidad. Su padre, Cesareo Alierta, además, fue alcalde de la ciudad y presidente del Real Zaragoza. De hecho, en su mandato se construyó el estadio de La Romareda, una calle y un colegio con su nombre.

Tras el fallecimiento de su padre, Alierta recibió dos pisos en la calle Teniente Coronel Valenzuela con superficies de 500 y 300 metros cuadrados y comparte, junto a sus cuatro hermanos, una parte de un garaje en un edificio de protección oficial en la Avenida de Navarra, según cuenta Vanity Fair.

Por si fuera poco, en el paraje de Puerta de San Pedro posee desde 1976 una doceava parte de una finca, en la localidad de Bujaquera de Río de Lierda figura a su nombre una sexta parte de un campo y una doceava parte de una heredad llamada borda del Clavetero en Canfranc con un pajar de tres hectáreas de extensión. Por otra parte, tras el fallecimiento de su mujer, también es dueño de una quinceava parte indivisa de un local de 126 metros cuadrados en la calle San Vicente de Paul.

En cambio, y a pesar de haber vivido durante gran parte de su vida en Madrid, el ex número uno de Telefónica no tiene nada a su nombre en la capital de España. César y su esposa vivieron primero en la calle Abelló y después se instalaron en Aravaca, en un domicilio que no se encuentra a su nombre.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.