elEconomista.es

María Jesús Ruiz decía que Gil Silgado "es un maltratador impotente" y que mató a sus caballos de hambre

5/11/2017 - 23:36

La modelo abandona a Julio Ruz y padre de su segunda hija y asegura ahora que nunca ha dejado de estar enamorada de Gil Silgado, el padre de la primera. "Nunca he dejado de quererle", afirma, y adelanta que se van a quitar las demandas mutuas que tienen interpuestas. Sin embargo, conviene recordar las cosas que la que fuera Miss España en 2004 decía del empresario con el que ahora regresa. La mujer que ahora se echa de nuevo a los brazos del hombre al que acusó de maltratarla, de estafador, de injuriarla, de matar a sus caballos de hambre o de inventarse que su hija tenía cáncer llegó a poner una denuncia contra Gil Silgado y a pedir una orden de alejamiento contra él. Es tal la cantidad de acusaciones, insultos, improperios y comentarios que hemos tenido que seleccionar solo unos pocos puntos del rosario de barbaridades.

Infidelidades, impotencia, ruina, mentiras, amenazas... Esto es lo que ella misma dice de la persona con la que vuelve.

1. "Gil Silgado tenía tanta obsesión con que yo me quedara embarazada que contrata un centro de fertilidad para que yo me someta a un tratamiento. Él no puede tener hijos, no tiene capacidad física. Nunca tuvimos relaciones sexuales plenas".

2. "Nos faltaba el agua caliente porque no había dinero para llenar el depósito de gas. Un año no hubo dinero para comprar el roscón de reyes, que vale siete euros. Lo hice yo y me salió espantoso (...) Nos echaron de un piso de Goya y de otro de Panamá por no poder pagar el alquiler".

3. "Gil Silgado me ha sido infiel. Yo me enteré hace un par de semanas. Me entero de que estaba con una señorita en un hotel y luego no pagó".

4. "He sido infiel a Gil Silgado, he tenido distintos amigos, no sólo Julio (...) Llega un momento que una mujer puede hacer cosas ella. No quiero hablar de mi intimidad, busqué la manera de hacer mis cosas conmigo misma (...) Tenía una necesidad intrínseca grande".

5. "Yo recibo una renta de mi casa de Calpe y de Madrid, y con eso muchos meses he vivido y él era tan impresentable que en una ocasión llamó al de la agencia de alquileres de Calpe para decirle que le ingresaran la trasferencia a su cuenta. Si hay un ladrón es ese tío".

6. "Me dijo que antes de regalar los caballos prefería llevarlos al matadero, pero no había ni dinero para matadero, así que invito al SEPRONA a que se dé una vuelta por la finca de Rebujena la alta con una excavadora, porque es un cementerio. Me llamó uno de los empleados y me dijo que no tenía hueco para enterrarlos. Sólo los quería para aparentar en la feria, pero se morían de hambre".

7. "Se inventa que su hija tiene cáncer para quedar con tías. En una de las autorizaciones, me escribe la hermana un mail y me dice que no va a ir a ver a mi hija porque está ingresado en un hospital y está en Santo Domingo conociendo a una 'señora'. ¿Qué quieres que te diga de este tío? Pues que le deseo lo peor".

8. "Gil Silgado tenía las contraseñas de mis redes sociales (...) En su Tablet tenía descargado mi twitter, me controlaba el teléfono y contestaba a los whatsapp de mis amigas".

9. "No era un preso fácil, me llamaba la gente quejándose de él, se peleaba con todo el mundo, con educadores, con asistentes sociales y me decía que sacara la cara por él. No respetaba las órdenes de la cárcel, se cree el mandamás, que se estaba cometiendo una injusticia".

10. "La televisión panameña en la que yo trabajaba tuvo que poner seguridad para que Gil Silgado no entrara al backstage, porque cada vez que entraba me montaba un pollo. La primera semana bailé un vals y le pareció bien porque iba con un traje largo. El problema vino cuando bailaba la samba, la rumba, que venían los maillots y las cosas cortitas (...) Me echaron por él, una productora que se tenga que gastar en cuatro de seguridad para que este señor no entre?"

11. "Me insulta, me dice que soy mala madre y que me va a quitar a la niña, me dice que soy la más torpe del mundo y que me va a quitar la empresa. Me escribe una carta y me dice que va a mentir sobre cómo me ha conocido para hundirme porque no me voy a ir de rositas con otro dejándolo a él. Esa carta no la he traído porque la tiene el juez".

12. "No conocí a Gil Silgado en una cena con fines sexuales. La primera vez que tomo algo con Gil silgado es en una comida en Madrid, en la calle Jorge Juan en el restaurante Alcalde. Habíamos intercambiado el teléfono en Sevilla".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.