elEconomista.es

El vidente Octavio Aceves saca del armario al periodista Jordi González

22/10/2017 - 11:33

"He estado 11 meses sin trabajar por eso estoy en la ruina, estoy muy mal económicamente. Le debo a tres bancos, le debo a El Corte Inglés, Como porque tengo un restaurante amigo que me dan de comer gratis". Es el relato del que fuera uno de los más populares videntes, adivinadores y echadores de cartas  y entre cuyas amistades se encontraba la duquesa de Alba y, según presume, el argentino, algún destacado miembro de la Casa Real.

Operado del tabique nasal y con grandes problemas de salud, Octavio Aceves contaba este sábado en Telecinco lo mal que lo ha pasado últimamente: que no tenía ni para pagar taxi, que estaba con el piso hipotecado. "Hace dos meses me cortaron la luz, el teléfono y el agua. En la farmacia de abajo, donde se han lucrado conmigo durante años, no me quieren vender medicamentos porque les debo menos de 500 euros", contaba.

Hace poco más de un año sufrió una alergia muy fuerte en la nariz, al parecer, producto de unas gotas nasales. Fué al médico y le mandaron operarse del tabique nasal que estaba torcido y de los cornetes, que había que quitarlos. "Me operó mal, tenía hemorragias, no tuve antibióticos… Pasó de todo", se lamenta el adivinador.

Octavio, que cobra 100 euros por consulta, presume de que entre su clientela ha tenido a siete jefes de estado, y que ha llegado a ganar 240000 euros en un mes. "El piso que tengo me lo consiguió y me lo avaló una gran amiga mía que era la duquesa de Alba, porque está pegado a Princesa", cuenta el echador de cartas. Pero ahora ha vuelto a trabajar y está mejor, con trabajo por delante. "Voy a hacer una gran fiesta de vuelta el 21 de noviembre", anticipa. 

Octavio estuvo dos décadas enamorado de Napoleón. "Es médico, y no solo he estado enamorado, si no que he estado casado con él durante 20 años pero nos separamos hace un año porque me era infiel y me harté de todo el mundo. Mucho hice la vista gorda", relata Aceves. "Es italiano, buenísimo, tiene mucho dinero y me adora, entonces yo le propuse que como no iba a aguantar sus infidelidades, íbamos a seguir siendo amigos toda la vida. Estuvimos un mes que me llamaba llorando pero yo hice el divorcio y él también tuvo que firmar. Ahora viene para mi fiesta y yo voy para su cumpleaños. El duerme en un colchón, duerme en otro dormitorio porque si duerme en el mio me puede tentar. Porque no sabes lo que es en la cama", confiesa Octavio, que relata que fue testigo de la infidelidad del hombre al que amaba: "Entré y estaba en su cama con su masajista en plena faena. Perdí el control y me puse a saltarle encima, y yo no lo había perdido nunca. Estaban el uno encima del otro, y me puse a darle patadas con las botas puestas, a él le fastidié un poco la nariz".

Ahora le ha aconsejado que se busque a otro. "Yo tengo 70 años y no estoy para buscar un novio. "Me eché uno y me robaba. Se llevó 22 años conmigo, pero no sabía hacer nada, no me atendía bien al público". 

Octavio también explicó el sábado en  Viva la vida a Toñi Moreno por qué muchos le odian : "Porque soy el que más trabajo, el único que tiene dos carreras universitarias y dos doctorados y el único que ha dado tantas conferencias y tiene 40 libros", asegura Octavio. Iba para cura y estabas estudiando en un seminario.

Jordi González contaba que Octavio Aceves predijo que moriría a los 30 años (acaba de cumplir 55) pero Octavio explica la cuestión así: "Me ha jorobado mucho porque yo a Jordi lo quería mucho. Cuando yo vivía en Barcelona él y su novio Sergi Mateu salíamos juntos, que me demande, tengo fotos. El mintió de mí, yo lo atendí y nunca le podría haber dicho que se moriría a los 30 teniendo 23. Nunca lo he hecho en mi vida y te lo juro por mi madre", explicó.

Toñi, ante el 'outing' que su invitado estaba forzando de un compañero de cadena y presentador tan conocido, saltó contra Octavio con contundencia: "Hasta ahora te he tratado con mucho respeto y no estoy de broma. Quiero que te calles. No te voy a permitir bajo ningún concepto primero que hables de la vida privada de nadie que no ha comercializado con su vida privada nunca y que hables de cosas que no puedes demostrar. Porque no te lo voy a permitir", dijo la presentadora sanluqueña. "Te pido perdón a ti y se he ofendido a Jordi le pido disculpas. Quiero que pongáis mis fotos con el rey, porque soy el único vidente que entra en la Casa Real", concluía Octavio.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 5

#1
22-10-2017 / 14:03
LOSAKARON
Puntuación 6   A Favor   En Contra

ME CREO TOTALMENTE A ACEBES. NINGUN VIDENTE POR LE DIRIA A UN CLIENTE QUE SE VA A MORIR. AUNQUE LO VIESE LE DIRIA QUE LE QUEDA UNA LARGS Y HERMOSA VIDA POR DELANTE.....

#2
22-10-2017 / 14:49
FUERA DE ESPAÑA
Puntuación 7   A Favor   En Contra

¿Por qué dejan entrar a los argentinos en España?

#3
22-10-2017 / 15:56
josemor
Puntuación 13   A Favor   En Contra

Pues cómo vidente es impagable. Ni pudo predecir su situación actual.

Hazte la próxima primitiva y se acabaron tus problemas.

#4
22-10-2017 / 18:46
TARADOS
Puntuación -3   A Favor   En Contra

LA HOMOSEXUALIDAD ES UN TRASTORNO MENTAL LO SUFICIENTEMENTE GRAVE COMO PARA NO SENTIRSE ADEMÁS ORGULLOSO DE ELLO

#5
22-10-2017 / 20:42
¿......?
Puntuación 11   A Favor   En Contra

Porqué tienen que ser homosexuales los presentadores de tv?

Vaya Lobby!!!!

Qué eficacia!!!!

No dejan trabajar a ninguno que no sea de tal condición...


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.