elEconomista.es

Paloma Segrelles retoma su 'especial amistad' con uno de los principales accionistas de Legalitas

20/10/2017 - 19:19

El romance podría haber empezado este verano en Sotogrande y culminar al final de temporada en Madrid. Durante un tiempo, en los mentideros madrileños no se hablaba de otra cosa que de una relación que daría mucho juego. La de Paloma Segrelles con José Manuel Pardo, uno de los accionistas mayoritarios de Legalitas, empresa de servicios y seguros.

Pardo, de 69 años, padre de cinco hijos, rompió su matrimonio hace un par de años cuando se enamoró perdidamente de Paloma de la Concha, tres hijos y dos divorcios anteriores a cuestas. Una relación tormentosa que acabó en ruptura.

Por su parte, la hija de la presidenta de Honor del Club Siglo XXI, treinta años más joven que José Manuel Pardo, salió escaldada de su matrimonio, en 2007, con otro poderoso empresario, Emilio Alvarez, uno de los herederos de Eulen, otra firma de servicios y dueño con su familia de las bodegas Vega Sicilia. El matrimonio tuvo dos hijas, las gemelas Tiziana y Paloma, que viven con su madre. Estuvieron casados hasta que, sospechando lo peor, Paloma encargó los servicios de un detective, que finalmente inmortalizó a don Emilio besuqueándose con una señora por las calles de Valladolid.

Años después, la madurez (y la fortuna) del dueño de Lagalitas y la serenidad de Paloma podían formar la pareja perfecta, pero cuando saltó la noticia del posible romance financiero del año, Segrelles aseguró que sólo era pura amistad (y en voz baja apostilló: "Me gustan más jóvenes").

Y eso que eludió negar que Pardo la llamaba a menudo. Él (en una imagen de Legalitas, abajo) decía por todas partes que ella podía ser la mujer de su vida. Paloma aseguraba hace poco en una fiesta que no cenaba con el empresario desde agosto, pero hace unos días ambos han vuelto a pasear por la calle Velázquez de Madrid. ¿Se reanuda el idilio? ¿O es que nunca se había roto?


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.