elEconomista.es

Roberto Carlos, abuelo y padre de 9 hijos a los 44 años

13/10/2017 - 10:41

Giovanna, la hija del ex futbolista brasileño de 20 años, fruto de su primer matrimonio con Alexandra Pinheiro, acaba de ser madre en Brasil de su primer hijo, un niño llamado Pedro, convirtiendo al ex jugador del Real Madrid en abuelo por primera vez.

El propio Roberto Carlos (44) ha desvelado la noticia en las redes sociales a la vez que mostraba a sus seguidores su primer nieto: "Felicidades a mi hija por el nacimiento de mi nieto Pedro. Mucha salud para ti hija y que Dios os bendiga a ti a a tu hermoso hijo" ha escrito el ex futbolista bajo la imagen.

El recién nacido se llevará solo unos meses con una de sus tías, ya que Roberto Carlos fue padre por novena vez en hace tan solo unos meses. El 10 de julio, llegaba al mundo Marina, la segunda hija del ex del Real Madrid con Mariana Lucón, con quien lleva casado ocho años.

El futbolista es padre de nueve hijos de seis madres distintas. Roberta, de 23 años, Giovanna, de 20, y Roberto Carlos Jr. (éste último adoptado), de 17 años son fruto de su matrimonio con su primera mujer, Alexandra Pinheiro. Más tarde llegó Carlos Eduardo, nacido de una relación que mantuvo con una estudiante de periodismo llamada Simone Hamilko, y  Luca, de su relación con Alessandra Martins, una abogada brasileña.

Ya en 2009 se casó con Mariana Lucón, con quien tiene dos niñas, Manuela y Marina. Durante esa relación, un amorío con la mexicana Barbara Thurler dio como resultado a Rebecca y además tuvo a Christopher con una mujer cuya identidad se desconoce.

De esta manera, Roberto Carlos se suma a la lista de famosos que han sido padres y abuelos prácticamente al mismo tiempo como el músico Ron Wood.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.