elEconomista.es

Todos los hombres (y mujeres) del Rey (y la Reina), en la recepción del Palacio Real

12/10/2017 - 21:16

Esta recepción no es una más. El evento protocolario de la Fiesta Nacional y el encuentro del monarca con los poderes del Estado y la sociedad civil, representada a través de los invitados que la Casa de Su Majestad escoge, significaba este jueves de resaca de Puigdemont arrimarse al Estado y a la unidad nacional. Republicanos, monárquicos, izquierdistas, derechistas, periodistas, nacionalistas, empresarios, trabajadores, el Gobierno en pleno (salvo de Guindos, en Washington con el FMI), los presidentes de comunidades autónomas (menos Navarra, Cataluña y País Vasco) y demás ilustres personalidades saludaron a Felipe VI y doña Letizia en un acontecimiento marcado por la tragedia tras el accidente de avión que se ha llevado una vida. Las ausencias de los máximos representantes de las tres comunidades citadas estaban descontadas. No tanto la del único ex presidente vivo que faltó, José María Aznar, o la del líder de la formación morada, quien también faltó. Para compensar, estuvo Manuela Carmena. Corren tiempos en los que conviene la cortesía, la buena educación y por supuesto el diálogo, en el parlamento, o en los corrillos.

La presencia de políticos históricos llegando a la recepción de los reyes por la Fiesta Nacional daba cuenta de que se viven momentos excepcionales en los que la imagen de unidad y consenso son esenciales.

La ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega subía las escalinatas del Palacio Real del brazo del ex ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos.

A Felipe González le acompañaba su esposa, Mar García Vaquero, poco habitual en las mullidas alfombras de palacio. Alfonso Guerra, el ex ministro de Justicia Enrique Múgica, José Luis Rodríguez Zapatero, el ex ministro Javier Solana o el actual líder socialista Pedro Sánchez (sin corbata y poco elegante, la verdad) compartían corrillos con la actual generación de políticos, desde Albert Rivera ( y su pareja), a Alberto Garzón, aunque con ausencias notables y habituales, como la de Pablo Iglesias y los nacionalistas catalanes, navarros y vascos.

En el cóctel previo al besamanos, la alcaldesa madrileña Manuel Carmena se metió por error en el salón-corralito donde repartían a los mil invitados, divididos un poco por sus profesiones, y se encontró con toda la clase periodística, desde Pedro J. Ramírez al director de Hola Eduardo Sánchez, Luis del Olmo, Nieves Herrero, Lucía Méndez, Fernando Ónega y muchos editores de publicaciones de toda España.

Carmena recuperó su sitio cuando ya se organizó la cola para el basamanos a los reyes, iniciado por Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal. Después de comentar brevemente con don Felipe y la reina el trágico accidente del capitán que perdió la vida al estrellarse el avión con el que había participado en el desfile, el presidente del Gobierno y la ministra de Defensa abandonaron la recepción para dirigirse a la base militar de Los Llanos, en Albacete, cerca de donde se había producido el sinestro.

La andaluza Susana Díaz también se fue pronto pero allí se quedaban Cristina Cifuentes, el cántabro Miguel Ángel Revilla y casi todos las autoridades autonómicas. Otro presidente, José Crehueras, del Grupo Planeta, confirmaba que los reyes no estarán en la entrega del premio el domingo, aunque invitados están siempre. Y que tampoco Carles Puigdemont había confirmado su asistencia. El Planeta sigue en el aire en la edición más polémica de su historia.

La sociedad y el mundo del espectáculo siempre son minoritarias en esta recepción eminentemente política, pero a nadie le pasa inadvertida la presencia de Esther Alcocer Koplowitz, presidenta de FCC, de María Teresa Campos y Edmundo Arrocet, o de Ainhoa Arteta con su novio Matías Urrea, teniente de navío, con su uniforme de gala.

Al acabar el besamanos, don Felipe y la reina se mezclaron entre los invitados. Letizia llevaba un vaso de agua en la mano, el calor en el gran salón del palacio era sofocante y la reina había elegido vestir para esta fiesta un traje de etiqueta de Felipe Varela en lana de cheviot, muy propio del otoño aunque el día era veraniego. Una periodista le deseó suerte al rey, porque no merecía vivir los momentos que nos hace pasar el separatismo irresponsable. Y el monarca se lo agradeció con una sonrisa.

Muy cerca, Soraya Sáenz de Santamaría confesaba que pase lo que pase durante el día, sigue leyendo un cuento a su hijo Iván de seis años cada noche. "Ese rato me hace volver a la realidad. Y eso es importante", confesaba.

Susana Díaz

Juan Ramón Lucas y su pareja

Esperanza Aguirre y su marido, Fernando Ramírez de Haro

Alfonso Martínez de Irujo, duque de Aliaga

Elvira Fernández Balboa, Viri, esposa de Mariano Rajoy

Pedro Piqueras. Detrás, con la Reina, Marta Michel, de Yo Dona

Nieves Herrero

Cristina Cifuentes

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, y su mujer

Alberto Ruiz-Gallardón y su señora, Mar Utrera

Carlos Herrera

Adolfo Suárez 

Pedro Sánchez, sin corbata.

Esther Alcocer Koplowitz

Ana Rosa Quintana y su marido


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 3

#1
13-10-2017 / 00:00
SU PVTA MADRE...
Puntuación -4   A Favor   En Contra

VAYA COLECCIÓN DE GENTUZA

ESPECIALMENTE LA BOLLERA DE LA VERGA Y EL ZAPATERO LOCO

#2
13-10-2017 / 07:51
stak
Puntuación -7   A Favor   En Contra

Que rica está la reina letizia, le chupaba los pies. Sus tacones me ponen más cerdo que un cochón en la Piara Nou del FC Nandrolona.

#3
13-10-2017 / 22:33
esperpentos todos
Puntuación -1   A Favor   En Contra

curiosamente muchos han ido sin apreja o conyugue diciendo bastante.

ladecasado tiene aprecido a presentadoratiempo como la de riverase parece ainhat.

todos parapresumir directamente, su lealtad a unafalsademocracia, hastamourinho!jajaja

lacortede isabellacatolica y cristobalcolón tenían mejores tripulantes.