elEconomista.es

La broma sobre Terelu que se ha hecho viral en Twitter

11/10/2017 - 17:12

El traslado de seres empresariales de Barcelona a Madrid está dando mucho de qué hablar y los usuarios en las redes sociales han tirado de ingenio para darle un toque de humor a la situación: "Cola Cao y Nocilla trasladan su sede a casa de Terelu". La presentadora, lejos de enfadarse, se ha mostrado muy divertida y ha contestado.

"Me divierte el sentido del humor y el ingenio de la gente. ¡Bravo! Pero que me manden Cola Cao y Nocilla que no tendré para todos", ha dicho la presentadora. Tanto la broma como la respuesta se convirtieron en virales en pocos minutos y Terelu (51) acabó el martes como la reina de las redes sociales.

Está claro que la presentadora ya ha superado la época en la que su aspecto físico le acomplejaba sobremanera. Llegó a conceder una entrevista en la que aseguraba que no se reconocía en el espejo y que se sentía "gorda y fea". Las bromas sobre su peso se multiplicaron cuando apareció en el reality de Las Campos comiendo un churro al salir del dietista, una situación que llegó a superarla. Finalmente, Terelu le ha puesto una sonrisa a los michelines y también a los tuiteros.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.