elEconomista.es

Andrés Pajares necesita ayuda para caminar

2/10/2017 - 12:34

A sus 77 años, el estado de salud del actor es muy frágil. Hace unos días se le vio pasear por el centro de Madrid y necesitaba agarrarse al brazo de su pareja, Juana Gil, para poder caminar. Además, tuvo que descansar en un par de ocasiones en su camino hacia un centro comercial para tomar aire, ya que también mostró fatiga y dificultades para respirar.

Aquel apasionado jovenzuelo que corría detrás de las suecas junto a Fernando Esteso se hace mayor. Hace sólo dos años que Andrés Pajares celebró su 75 cumpleaños con una fiesta por todo lo alto en la que se mostraba espléndido pero parece que el tiempo le ha pasado factura. El Español ha mostrado unas fotografías en las que aparece visiblemente desmejorado y agarrado al brazo de su secretaria y pareja, Juana Gil, mientras se dirigían a un conocido centro comercial.

El actor, que vestía con pantalones y camisa en tonos azules muy informales, se mostraba animado aunque reflejaba dificultades para caminar y también para respirar ya que tuvo que hacer un alto en el camino y sentarse en un banco para recuperar el aliento.

Lo cierto es que la salud ha sido el punto flojo de Pajares en los últimos años. De hecho, en 2012 fue internado en un centro psiquiátrico después de sufrir un brote psicótico y prolongados episodios de ansiedad. Afortunadamente, el actor cuenta con la compañía y la ayuda de Julia Gil, la que ha sido su secretaria en los últimos 30 años y con la que desveló el año pasado que mantiene una relación sentimental.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.