Kiko Matamoros entrará en quirófano para colocarse una banda gástrica

13/09/2017 - 17:13

El colaborador es muy coqueto y a sus 60 años aún quiere verse estupendo. Después de someterse a cirugía plástica para corregirse las orejas, planea entrar de nuevo en el quirófano para colocarse una banda gástrica.

Lo ha desvelado su mujer, Makoke, en una entrevista que ha concedido a la revista Lecturas: "Se quiere poner una banda gástrica para quitarse la grasa abdominal que les sale a los hombres". Y es que Kiko Matamoros se está cincelando cual David de Miguel Ángel para estar orgulloso de lo que ve cada vez que se mira al espejo. Además de seguir una cuidada dieta y practicar deporte a diario, no tiene reparos en recurrir a la ayuda del bisturí para lucir estilizado.

No será la primera vez que pase por un quirófano para mejorar su imagen. El hermano de Coto lo ha hecho hasta en nueve ocasiones: se ha retoca los párpados, las orejas, las bolsas de los ojos, se ha suavizado las arrugas de la frente, una liposucción de la espalda y flancos y una rinoplastia, además de un mini-lifting de cuello y cara y una elevación de la comisura de los labios.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.