elEconomista.es

Francisco Rivera se despide de los ruedos entre lágrimas y con revolcón

4/09/2017 - 10:33

Con la plaza de toros de Ronda (Málaga) abarrotada de gente, el cartel de 'no hay entradas' colgado y compartiendo cartel con su hermano Cayetano, el diestro llevó a cabo el pasado sábado una de las decisiones más importantes de su vida: se despidió definitivamente de los ruedos, ante la atenta mirada de los suyos.

En el mismo escenario que eligió hace 26 años cuando se presentó como novillero, Francisco Rivera Ordóñez (43) ha puesto punto final a la etapa más importante de su vida. El diestro compartió su último cartel junto a Cayetano Rivera, El 'Fandi', Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera, en la tradicional Corrida Goyesca de Ronda. 

Derrochando arte, el diestro lució un traje de luces de color azul cosido de forma totalmente artesanal, que su propia mujer, Lourdes Montes, había diseñado para él. Y es que su familia ha estado volcada en la última tarde de faena de Fran. Tanto Lourdes como su cuñada Eva Gónzalez no han querido perderse este emotivo momento, al que también asistieron sus hijas Cayetana y Carmen. A pesar de asistir juntas, la hija del diestro y su mujer guardaron distancias. La nieta de la Duquesa de Alba se sentó junto a Sussana Griso mientras que Montes se sentaba tres sitios después con su hija Carmen Rivera en brazos.

Una tarde de lo más especial a la que tampoco le faltaron los sustos, y es que Rivera sufrió un pequeño revolcón que no impidió acabar su faena, pero que preocupó a su hija y a su mujer, quienes desde la grada no pudieron evitar echarse las manos a la cabeza cuando lo vieron tendido en el suelo. Al final, entre lágrimas y con el susto el cuerpo, pudieron verle como remataba al toro que dedicó a su fiel amigo y chófer, Juan, por haber estado presente en tantos momentos de su carrera profesional. 

Además, Fran quiso poner el broche final a su retirada dedicándole a su hija Cayetana (17) el último capoteo al séptimo toro de la tarde, un gesto que enterneció a padre e hija. De pie y entre lágrimas, Cayetana recibió el emotivo homenaje de su padre ante la atenta mirada de su mujer, Lourdes y demás amigos.

Lo cierto, es que la tarde estuvo llena de tiernos gestos. Después de torear, su hermano Cayetano Rivera (40) fue el encargado de sacarlo a hombros por la puerta grande, un bonito homenaje que se suma al particular gesto que tuvo vistiendo un traje goyesco de color malva muy parecido al que Fran llevó en su debut en la plaza de Ronda hace dos décadas.

Entre otras de las caras conocidas que quisieron estar presenten en esta despedida nos encontramos con la periodista Susanna Griso, Agatha Ruíz de la Prada o Cari Lapique, quienes estuvieron muy entregadas y atentas al toreo. Pese a que todas lucieron unos bonitos trajes, fue Lourdes quien destacó con su particular outfit que eligió para la ocasión. Con una coleta baja, lució un falda larga color coral y una blusa beige de manga larga y escote pico. Un look muy elegante al que también supo sumarse Cayetana, con unos pantalones de lino marrones y una camisa beige, un modelito también refinado pero más juvenil. 

Sin embargo, una de la notables ausencias fue la de Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja confirmó su asistencia a la despedida de su hermano, pero un "compromiso profesional" de última hora impidió que asistiera.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0