elEconomista.es

La vida privada de Marta Gayá después de su viaje a Irlanda con el rey Juan Carlos

29/08/2017 - 13:13

Aparte de su comentado viaje a irlanda con el marido de la Reina Sofía y un grupo de amigos, la compañera entrañable de don Juan Carlos procura disfrutar de su envidiable posición económica y de sus 68 años con paseos por las costas baleares en su yate de 20 metros, o en los de sus distinguidos amigos, va a cenas privadas o se escapa a las islas griegas, donde acude por ejemplo a celebraciones exclusivas y muy privadas, en las que coincide a veces con la familia de doña Sofía. El destino tiene estas cosas.

Desde que se hiciera público en julio que don Juan Carlos y Marta Gayá estaban juntos en Irlanda, invitados por un amigo mexicano (mecenas de la restauración de una iglesia en aquel país), la socialité mallorquina ha desaparecido de la escena mundana de Palma.

"Pero no está en absoluto afectada por la repercusión de la noticia ni le importa lo más mínimo todo lo que ha comentado de su relación con el rey", asegura a Informalia uno de sus mejores amigos. Sin embargo, la fuente añade que Marta huye de cualquier sitio público donde pueda haber periodistas, como Puerto Portals y su escaparate más vistoso, el restaurante Flanigan, propiedad de Miguel Arias, uno de los mejores amigos del emérito. "Sólo va a casas de amigos y a fiestas privadas, siempre que no haya prensa. Nunca ha querido llamar la atención de los medios y detesta que le hagan preguntas sobre su amistad con el rey, aunque sea alguien de su confianza", comenta esta persona cercana a la amiga del anterior jefe del Estado.

Pero su vida este verano ha sido tan animada como siempre. Marta ha estado en la isla de Spetses, en el golfo Sarónico, invitada por el armador griego Goulandris, que reúne allí cada año a medio centenar de amigos, entre los que se cuentan algunos miembros de la familia real griega, como los sobrinos, los hijos y nueras del rey Constantino, hermano de doña Sofía, que tiene su residencia en Porto Helis, justo enfrente de Spetses. Doña Sofía navega con el barco de su hermano por aquellas aguas y pasa con él muchas temporadas, igual que Irene, la otra hermana. No obstante, es poco probable que la reina emérita haya coincidido en Spetses con Marta Gayá. Todo el mundo sabe que ese encuentro sería muy incómodo para una y otra.

En Palma, Marta sale prácticamente a navegar cada día con su magnífico yate al que ha bautizado con el nombre de XXL, y no sólo por sus dimensiones, casi 20 metros de eslora. El yate es un ejemplo de buen gusto en su exterior y en la decoración interior, algo que domina bien Marta Gayá, decoradora de profesión en una etapa de su vida. "Además, se come como en ningún sitio", explica uno de los amigos que navega con ella.

A veces Marta también se sube al barco de Santiago Bergareche, un amigo de hace muchos años al que conoció por Ramón Mendoza. Bergareche está casado con Rosario Mendoza, hija del ex presidente del Real Madrid. Mendoza, fallecido en Bahamas en 2001, sirvió en su momento, junto a otros 'validos', de escudo de la relación de don Juan Carlos con Marta Gayá.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 1

#1
29-08-2017 / 19:09
sassamutema heroenacional
Puntuación 0   A Favor   En Contra

curiosamente cachitostve no pasan temas deljuio aguaducle todoelmundocorea meolviderdevivir meovlidedevivir ninocamilio y de la granola, laponian mucho cuandofueniñezxD