Jesulín de Ubrique sufrió una grave arritmia al corazón

8/08/2017 - 17:04

El pasado sábado, el diestro tuvo que abandonar una corrida de toros en Lanzahita por fuertes mareos. Aunque en principio se atribuyeron a un golpe de calor por las altas temperaturas, ahora se ha podido conocer que la indisposición del torero se debía a una arritmia, producto de los difíciles momentos que está atravesando.

Jesulín de Ubrique (43) toreaba en el pequeño pueblo de Ávila junto con su hermano Víctor Janeiro cuando comenzó a marearse y tuvo que dirigirse por su propio pie a la enfermería de la plaza donde, a pesar abucheos del público, tuvo que ser atendido por un ambulancia que le trasladó hasta el hospital más cercano.

En un primer momento se creyó que el percance del marido de María José Campanario fue por un golpe de calor debido al calor y la falta de hidratación. Pero lo cierto es que Jesulín sufrió una arritmia que preocupó a los médicos al no poder estabilizar su alterado ritmo cardíaco.

Esta dolencia puede provocar palpitaciones, mareo, dolor torácico o pérdida de conocimiento, y debe ser tratada urgentemente para restablecer el ritmo normal del corazón. Una de las causas que pueden provocar arritmias son las condiciones de estrés a la que se encuentra sometido el torero desde que hace un mes su mujer fuera ingresada ingresada en el centro psiquiátrico El Seranil, en Málaga. Jesulín no se ha separado ni un segundo del lado de María José Campanario, tal y como vimos hace tan solo unos días, quien se encuentra recuperándose poco a poco.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.