Las cenizas de Ángel Nieto, esparcidas en la mágica Es Vedrà

7/08/2017 - 10:05

El 12+1 veces campeón del mundo de motociclismo descansa ya en las aguas del mar de Ibiza tras un bonito ritual en el que su familia y amigos esparcieron parte de sus cenizas frente al islote de Es Vedrá. Cuenta la leyenda que el enigmático lugar puede proteger a los ibicencos, ya que, según estudios científicos, es un extraordinario acumulador de energía.

Parte de las cenizas de Ángel Nieto, uno de los deportistas más admirados e importantes de España, han sido esparcidas en el Mediterráneo por su mujer e hijos, que llegaron a bordo del yate "12+1".

Su sobrino, Fonsi Nieto ha colgado un precioso vídeo del momento en Instagram. En el mismo, se puede ver a varios barcos, escoltando a la familia, que daba el último adiós al campeón mientras varios delfines pasaban por allí.

Mediante un comunicado en las redes sociales, la familia convocó a las 14.00 del domingo a todas las embarcaciones que quisieran unirse a este emotivo momento para "sembrar de flores el mar". En el barco de recreo de Ángel Nieto se encontraban su viuda, Belinda Alonso, su primera mujer, Pepa Aguilar, sus hijos Gelete, Pablo y Hugo, su sobrino y sus respectivas parejas.

Después de la misa funeral celebrada en la iglesia de Santa Eulària, municipio donde residía, el rugido de las motos acompañaron al cortejo fúnebre. El resto de las cenizas irán a parar a Madrid, donde se harán varios homenajes al que ha sido uno de los deportistas más emblemáticos del nuestro país.

La muerte de Ángel Nieto ha conmocionado a España, en especial al mundo del motociclismo. Así, el circuito de Jerez, la puerta de Europa del campeonato del mundo de motociclismo y uno de los trazados más carismáticos del mundial, llevarán a partir de ahora su nombre, tal y como confirmó EFE.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.