¿María José Campanario miente sobre su ingreso hospitalario?

17/07/2017 - 16:57

La esposa de Jesulín de Ubrique ha negado estar ingresada en un centro de salud mental, pero las pruebas e informaciones recabadas en los últimos días apuntan a que, efectivamente, se encuentra recuperándose de su enfermedad en régimen interno.

Según el programa Sálvame, María José Campanario (38) se encuentra ingresada en el centro de salud mental El Seranil y ocupa la habitación número 9, que está llena de flores. Además, ha recibido la visita de una peluquera que le ha arreglado el cabello y se ha doblado un tobillo, por lo que sufre un pequeño esguince en el pie. Los periodistas aseguran haberla visto asomada a la ventana de su habitación en varias ocasiones durante este fin de semana, que no ha querido salir a la calle a pesar de tener esa opción por no ser fotografiada.

Este sábado, Campanario aseguraba en televisión que no estaba ingresada sino que únicamente recibe tratamiento ambulatorio por los efectos de la enfermedad que sufre, fibromialgia, y que se somete a sesiones de fisioterapia. A pesar de ello, todas informaciones avalan lo contrario: "Ella puede decir lo que quiera, pero está ingresada", ha dicho Antonio Rossi este lunes.

Según parece, la esposa de Jesulín de Ubrique (43) está enfadada y desbordada por todas las informaciones y el revuelo mediático que ha provocado su situación y habría pedido el alta voluntaria en el citado centro. Su amigo, el periodista Jesús Manuel, ha asegurado: "Su situación es muy complicada y ella no es del todo consciente de lo que hace".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.