Eva Longoria, embarazada en Marbella: las imágenes hablan por sí solas

14/07/2017 - 11:57

La estrella de Hollywood ha aterrizado en la costa marbellí para disfrutar de unos días de sol y playa. En su primer día de vacaciones, Eva Longoria ha lucido un bañador de rayas blancas y naranjas que dejaba ver una sospechosa barriguita. ¿Está ocultando algo?

Hace ya más de un año que Eva Longoria contrajo matrimonio con el productor televisivo Pepe Bastón. De momento, parece que todo marcha viento en popa entre ellos, tanto que incluso podrían haber decidido dar un paso más y ampliar la familia. A sus 44 años, la que fuera protagonista de Mujeres Desesperadas ha mostrado una abultada barriguita en Marbella que ha levantado las sospechas. ¿Le habrá sentado mal el desayuno o está esperando un hijo?

Vestida con un bañador de rayas blancas y naranjas, Eva pasó el día descansando en una tumbona bajo una sombrilla junto a su amiga y ex de Bruce Willis, María Bravo. Allí se preocupó de hidratarse muy bien bebiendo mucha agua. Cuando se dispuso a abandonar la playa, la actriz se tapó con una camisa blanca muy amplia y saludó a los fotógrafos colocándose estratégicamente un gran bolso delante.

Lo cierto es que el pasado mes de abril, los rumores sobre un posible embarazo de la actriz ocuparon las páginas de la prensa internacional tras publicarse unas fotos de ella en bañador en Hawai. Eva compartió un vídeo en las redes sociales donde desmentía la noticia y aclaraba que estaba hinchada porque era intolerante a la lactosa y había comido queso. ¿Se habrá atiborrado al manchego?


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.