Claveles rojos, judías españolas y detalles de cariño en el banquete ofrecido por la Reina Isabel II a Felipe VI y Letizia

13/07/2017 - 9:33

La cena de gala en honor a Felipe VI y la reina Letizia estuvo cargada de detalles. Tuvo lugar este miércoles en el Gran Salón de Baile de Buckhingham, el más grande del Palacio, con 14 metros de altura, 34 de longitud y 18 de ancho. Fue un momento histórico, pero también uno de los más emotivos del este viaje oficial de los reyes a Londres porque la anfitriona quiso que estuvieran presentes todos los miembros de la Familia en honor al monarca español y su esposa. La propia Isabel II ha supervisado todos los preparativos.

Por ejemplo, el menú, que estaba escrito en francés y compuesto de trucha asalmonada al hinojo, medallón de buey Frand Duc, judías españolas y rábanos, calabacines salteados y patatas gratinadas. De postre, los invitados han tomado tarta de chocolate amargo, además de fruta. Cada uno de los más de 150 invitados a la gran cena ha tenido seis copas y siete cubiertos delante.

Las mesas se distribuyeron en forma de herradura. Se colocaron más de 4.000 piezas de cubertería de oro y porcelana. Hace semanas que comenzó el trabajo de los camareros, pajes y mayordomos del palacio. Seleccionaron la porcelana y pulieron la plata y colocaron los 100 candelabros con las velas en las mesas que les permitió gozar de iluminación natural.

El protocolo victoriano que impera en Buckinham evoca fiestas de otro siglo. La propia reina de Inglaterra quiso que junto a los platos de oro se dispusieran claveles rojos, la flor nacional española. Los floristas de palacio también han trabajado duro para decorar el espacio con todo tipo de flores.

Detalles curiosos se han podido encontrar por ejemplo en la decoración: aparte de los claveles, en la mesa presidencial se han dispuesto unos peces articulados de oro que Juan Carlos I y la reina Sofía regalaron a la Reina Isabel II y al Duque de Edimburgo con ocasión de su 50 aniversario de Boda. En la cena de este miércoles, uno de los últimos actos oficiales del marido de la reina de Inglaterra antes de 'jubilarse'.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.