Elena Tablada posa para Playboy en la sesión fotográfica más sexy de su vida

11/07/2017 - 10:46

La ex mujer de Bisbal se descuidaba hace semanas en la playa y los paparazzi captaron su topless accidental. Pero Elena es una mujer inteligente y sabe que si la van a fotografiar en bikini o sin él, mejor ser ella la que pose y se lleve los réditos de su belleza y de su fama. A sus 36 años luce una figura envidiable y por eso ha sido elegida por los responsables de la revista Playboy para la portada de este verano que te adelantamos en exclusiva.

Si durante sus días de descanso en Ibiza un despiste dejó al aire uno de sus pechos, ahora no podemos decir que enseñe más partes de su generosa anatomía pero  sí que se ha convertido de nuevo en protagonista porque es la estrella de esta sesión de fotos de la que podemos decir que es tal vez la más sexy que jamás ha hecho.

Si en la anterior ocasión la empresaria no se dio cuenta del despiste (no era la primera vez que enseñaba el pecho), ahora se deja fotografiar, eso sí, con estilismo, maquillaje y toda la parafernania de una estrella de portada.

Tal vez sea buen momento para recordar de nuevo lo que le ocurrió hace tres años, estando en Marbella con su anterior pareja, Daniel Arigita, cuando enseñó más de la cuenta, como se puede apreciar en las imágenes que ilustran esta noticia.

Por lo demás, sigue feliz con Javier Ungría. Hace un año que Elena empezó a salir con el sobrino de Miriam Ungría, viuda de Kardam de Bulgaria y princesa de Tirnovo.

Elena Tablada se ha centrado en su trabajo, sus amigas y su hija, a la que adora. Por ella guarda una relación cordial con el cantante almeriense e incluso ha manifestado que se alegra de que Bisbal sea feliz con la actriz latina Rosanna Zanetti.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.