Irina Shayk y Bradley Cooper, 'traicionados' por una conocida diseñadora

10/07/2017 - 13:21

La modelo y el actor están disfrutando de unos días de vacaciones en el que es su primer verano como padres de Lea, que nació el pasado mes de abril. Ellos, tan discretos como siempre, han ocultado con celo el lugar de su retiro y la compañía que han elegido para el mismo, pero alguien les ha traicionado...

Irina Shayk (31) y Bradley Cooper (42) descansan en Tahití y en compañía de un nutrido grupo de amigos entre los que se encuentra la diseñadora Diane Von Furstenberg (70). Ha sido ella precisamente la que ha 'traicionado' a la pareja, que es muy celosa de su intimidad, publicando una fotografía en las redes sociales y desvelando así su ubicación en el paraíso, algo que no les habrá hecho mucha gracia.

Part of the funnest group ever ! Bye Tahiti !

Una publicación compartida de Diane von Furstenberg's diary (@therealdvf) el

Junto a ellos aparecen la también actriz Allison Williams, que saltó a la fama con la serie Girls y ahora ocupa la cartelera con la película Déjame salir, junto a su marido, Ricky Van Veen. En este sorprendente y peculiar grupo también se encuentran los presentadores y productores de televisión Andy Cohen y Anderson Cooper, que fue acompañado por su pareja Benjamin Maisani.

En los últimos días, Irina había presumido de playa, palmeras y románticos amaneceres, pero siempre sin desvelar desde dónde ni con quién los estaba disfrutando. Lo que sigue siendo aún una incógnita es si la rusa y el protagonista de Resacón en Las Vegas han cruzado medio mundo en compañía de su primera hija, Lea, que nació el pasado mes de abril.

#Saturday 💤

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

🌤🌴

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.