Jesulín de Ubrique y María José Campanario aplazan su re-boda

28/06/2017 - 16:57

Tras la última crisis de la odontóloga debido a los dolores por la fibromialgia que padece, el torero y su mujer han anunciado a través de una exclusiva la anulación de su re-boda, prevista para el próximo 15 de julio.

El pasado mes, Jesulín de Ubrique (43) y María José Campanario (38) anunciaban la renovación de sus votos nupciales para celebrar su 15º aniversario de boda. Desde entonces, la salud de Campanario se ha resentido debido a la fibromialgia que padece, por lo que han decidido posponer el enlace.

Jesulín se ha sincerado con la revista Hola: "María José tiene que recuperarse de esta última crisis, por eso dejamos la celebración hasta que esté bien, hasta después del verano, para que pueda disfrutarla".

Campanario padece desde hace doce años fibromialgia, una enfermedad crónica provocada por un desequilibrio en el sistema inmunológico, que puede originar desde dolor cervical hasta fatiga o entumecimiento, hinchazón y calambres en las piernas: "He llorado mucho, he estado muy hundida, he llegado a no poder levantarme de la cama, a sentirme inútil, a no poder soportar el dolor... Pero lucho cada día y sonrío con optimismo para que esta enfermedad no pueda con mi vida", ha explicado ella.

La odontóloga, que ha sido ingresada varias veces por esta dolencia (la última el pasado mes de abril), se ha mostrado muy activa en las redes sociales en los últimos días, aunque este martes ha decidido cerrar su cuenta de Instagram: "Cierro temporalmente la cuenta por problemas de salud. Necesito descansar en esta crisis, pero volveré, ¿de acuerdo? Un beso a todos", ha explicado en su perfil.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.