Mariano Rajoy pone rumbo a la universidad: ¿qué estudiará el hijo del presidente?

25/05/2017 - 11:26

Cómo pasan los años: Elvira Fernández Balboa (Pontevedra, 1965) y Mariano Rajoy, diez años mayor que su mujer, se casaron en 1996, el día de los Santos Inocentes, hace ya más de dos décadas, y parece que fue ayer. El comentario, tópico donde los haya, viene al caso porque Mariano, el hijo mayor del presidente del Gobierno, ya está hecho un hombrecito: acaba de graduarse, es decir, ha terminado segundo de bachiller. Ahora le queda la selectividad (Evau) y decicir qué va a estudiar. ¿Derecho, como su padre o Económicas, como su madre, o ambas?

A las preocupaciones de una persona con las responsabilidades del jefe del Ejecutivo se suman estos días, como ocurre en muchas familias con hijos de esa edad, el fin del colegio del chaval, sus dudas sobre qué va a estudiar, dónde; la selectividad, ahora llamada Evau (Evaluación de Acceso a la Universidad). Gracias al Gobierno de Rajoy, a uno de ellos, la LOMCE o sus restos han tenido en vilo a muchos de estos estudiantes y a sus padres por la incertidumbre que suponía en febrero no saber al detalle en qué iban a consistir las pruebas de acceso a la universidad.

La norma promovida en 2013 por el ex ministro Ignacio Wert fue aprobada y promulgada en 2013 sin consenso y el nuevo parlamento obligó a Méndez de Vigo a derogarla. La cuestión es que el cadáver de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa se ha convertido en una falta de respeto para quienes a pocas semanas de acabar segundo de bachiller no conocían las reglas de juego, un juego del cual puede depender el resto de sus vidas.

Mariano Rajoy Fernández (nacido en 1999) estaba en ese grupo. Pero lo importante es terminar el curso y terminarlo bien. Y celebrarlo: los Rajoy acudieron el pasado martes al acto de graduación de su hijo mayor, Mariano, en el Instituto Británico de Pozuelo de Alarcón (Madrid) como el resto de los padres de esa promoción.

Orgullosos  y emocionados, fueron testigos de la entrega de diplomas, los discursos de los responsables del centro, de la Asociación de Padres, y de los propios delegados de los alumnos, con anécdotas que probablemente solo entendían los críos de las primeras filas.

El momento más solemne, como recoge Abc, tuvo lugar cuando la directora del centro pidió un minuto de silencio por el terrible atentado en Mánchester, como es lógico en cualquier centro educativo (fue al día siguiente de la masacre), y más en el Instituto Británico. Luego, como todas las familias, los Rajoy asistieron al cóctel para brindar porque su hijo pone rumbo a la universidad, y para charlar en los corrillos con otros padres y alumnos, algunos de ellos políticos o conocidos, como el de la ministra de empleo, Fátima Báñez, o el de Gemma Ruiz Cuadrado y Álvarez Cascos. 

La fiesta de la graduación es solo un paréntesis en el esfuerzo de estos jóvenes a los que les restan apenas dos semanas cortas para enfrentarse la Evau, la prueba que, en muchos casos, puede decidir su futuro. Si Mariano Rajoy junior desea estudiar una carrera en la universidad pública deberá sacar la nota de corte necesaria, y si va a ir a una privada, tendrá que aprobar y probablemente pasar un examen de ingreso.

Ni que decir tiene que, aparte de los méritos personales del estudiante, de los que no hay por qué dudar, a pocos rectores y responsables de centros universitarios les molestaría tener en sus filas al hijo del presidente del Gobierno.

Probablemente, y no es machismo, quien se ha encargado de que el traje (¿de Zara?, marca favorita de Viri para vestir a los niños) le sentara bien a su hijo, los zapatos estuvieran lustrosos y la corbata quedara perfectamente anudada ha sido la madre: Viri (así la apodan sus conocidos) es sin duda la más desconocida de las inquilinas que ha tenido La Moncloa. Su bajo perfil público no implica que tenga mucho tiempo libre pero nos permitimos intuir que dispone de más huecos que su marido. "Echa de menos el trabajo pero se ha volcado en la organización de La Moncloa. Está muy pendiente de sus hijos", dice una fuente que conoce el día a día de la 'primera dama'.

Ahora sus chicos han crecido, Mariano Junior llega a la mayoría de edad, y Juan, de 12 años, encara la adolescencia. Pero tal vez las rutinas de Viri continúen igual: desayuna con sus hijos y su marido y cenan juntos , si no está de viaje. En algunos de esos encuentros habrán salido a colación temas de estudios como por ejemplo qué va a estudiar Mariano Rajoy Fernández.

Pero no ha trascendido. Su padre, de quien depende en buena medida el presente de este país, se licenció en derecho y sacó las oposiciones a Registrador de la Propiedad. Su madre es economista, estudió en la Universidad de Santiago, y acabó especializándose en la compra de derechos de películas y contenidos audiovisuales. No trabaja desde que dejó Telefónica, donde se encargaba, en jornada reducida, del departamento de Contenidos On The Spot (antiguo Hilo Musical)

En el Colegio Británico, Mariano y su hermano pequeño han aprendido inglés a la perfección: Rajoy hace alarde del nivel de sus hijos. Preocupado porque no les pase como a él, además de optar por el British, algún verano los han enviado a estudiar a Suiza. Viri tampoco puede ayudarles con el idioma pero al parecer sí lo hace con las matemáticas. De joven dio clases particulares. Como sus padres, estaremos atentos al futuro de este joven. De momento, ¡enhorabuena! y suerte.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0