elEconomista.es

El duque de Alba cena con Alicia Koplowitz pero pasea en la Feria de Abril con Silvia Brutinni

11/05/2017 - 10:49

Esta semana, la portada de la revista Love ofrecía la imagen de Carlos Fitz-James Stuart paseando en coche de caballos por la Feria de Abril acompañado de Silvia Brutini, una señora de apellido italiano y origen latino afincada en Londres, con la que el Duque de Alba mantiene una especial amistad desde hace tres años pero nada más: "Es una amiga desde hace años; no hay nada entre nosotros".

El primogénito de la duquesa Cayetana viaja a la capital británica para verla y Silvia frecuenta España, a veces invitada por el aristócrata. Según el semanario y según gente cercana a los Alba, Silvia es la nueva ilusión del heredero del ducado. "Son tonterías", ha dicho él a El Mundo.

Después de su divorcio de la madre de sus dos hijos, Matilde Solís-Beaumont y Martínez Campos, y tras doce años de matrimonio, al duque de Alba le han atribuido algunos romances muy sonados. Uno de ellos con Alicia Koplowitz, una señora guapa y elegante, con una de las fortunas mayores de España, además de propietaria de una importantísima colección de arte, afición que comparte con la Casa de Alba.

Para Cayetana, Alicia era la mejor de sus sucesoras. Pero la relación entre la multimillonaria y el duque fue larga, intermitente y ahora parecía terminada. Koplowitz frecuenta desde hace tres años al magnate portugués Miguel Paes do Amaral, también aristócrata, también divorciado, padre de dos hijas y aficionado a las carreras de coches como experto piloto.

Lo cierto es que hace tiempo que no se ve una imagen de Alicia Koplowitz y su amigo portugués, que no asistió a la inauguración en París el pasado mes de marzo de la exposición de la colección de Alicia, todo un acontecimiento social y cultural, en el que se notó la ausencia de Paes do Amaral. Hay quien da por terminado ese discreto romance.

Hace dos semanas, el duque de Alba daba una cena privada en el palacio de Liria, en la que Alicia Koplowitz reaparecía junto al duque y parecía ser la anfitriona consorte. Fue una velada elegante y relajada para una veintena de amigos, entre los que se encontraban Alfonso Fierro y su mujer Marita March, el jefe de Protocolo de la Casa Real, Alfredo Martínez Serrano, y su esposa o Reyes Teba, viuda del duque de Arión y emparentada con la duquesa de Alba. Alicia recibía junto al duque de Alba con la naturalidad propia de los mejores amigos. O algo más. Sin embargo diez días después, Carlos Fitz ?James Suart paseaba con Silvia, su "nueva ilusión", por la Feria de Abril. La sucesión de Cayetana sigue abierta. ¿Quién será la próxima duquesa de Alba?


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0