elEconomista.es

Reina Isabel II: Buckingham lo tiene todo preparado para su muerte

4/05/2017 - 9:45

Todas las alertas han saltado esta madrugada cuando el Palacio de Buckinghan ha organizado una reunión de emergencia. Aunque las primeras informaciones desvelan que el asunto no trata de muertes sino de cuestiones administrativas, lo cierto es que la frágil salud de la reina ha hecho que todos los protocolos estén activados desde hace meses.

Hay dos comisiones que ya se encargan de organizar el inevitable momento de su muerte. En primer lugar, la 'Operación Orbe Dorado' es una agrupación de autoridades y aristócratas del Reino Unido, liderados por el duque de Norfolk, que ya han organizado la sucesión en la corona británica. En segundo, la comisión 'Puente de Londres', un comité que se encarga de preparar el funeral de la reina Isabel II. Será el secretario secretario privado de la monarca quien se encargue de realizar una llamada al primer ministro del Reino Unido con un código en clave: "El puente de Londres ha caído", es decir, la reina Isabel II ha muerto.

La codificación pretende que la noticia no se filtre en los medios antes del anuncio oficial y de que Buckingham se ponga en contacto con los 15 gobernadores que representan a la reina en los países de la Commonwealth que tienen a Isabel II como jefa de Estado, así como con los presidentes de otros países de la Mancomunidad de Naciones, ex colonias británicas.

Además, el protocolo establecido dicta que se convocará a las dos cámaras del Parlamento, de los Comunes y de los Lores, y se declararán 12 días de luto oficial. El féretro de la reina se instalará en Westminster Hall durante cuatro días y preveen que medio millón de personas pasen a despedirse de su monarca. El funeral reunirá a unas dos mil personas en la Abadía de Westminster, tras el cual el cuerpo de Isabel II será enterrado en la cripta real del Castillo de Windsor.

A sus 92 años, la reina ha gozado siempre de buena salud aunque en los últimos meses se ha visto resentida. Una fuerte gripe la mantuvo alejada de la agenda oficial y recluido en palacio durante más de 40 días, algo que ya desató rumores acerca de su verdadero estado. El de su marido, el duque de Edimburgo, de 95 años, también es delicado.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0