elEconomista.es

El rey de Marruecos compite con María Patiño en cuestiones de pechos

26/04/2017 - 14:08

Lo mejor de todo cuanto ofrecen esta semana las revistas lo encontramos en Diez Minutos: el rey de Marruecos en Miami con sus guardaespaldas y su mujer en bañador. Que alguien envíe un millón de ejemplares a Marrakech, Rabat, Casablanca, Tánger... Agotan fijo.

Diez Minutos

La revista se ocupa de las interesantes declaraciones de Ivonne Reyes en el Deluxe, donde la venezolana afirmaba que no tomaba precauciones cuando se acostaba con Pepe Navarro y que la última noche, o siesta, que pasaron juntos, fue cuando concibió a su hijo. Una precisión, la suya, que no explica cómo tres de sus novios de entonces creían que eran los padres del niño.

Y otra escena playera, la más llamativa de la temporada. Mohamed VI en bañador y en Miami, con cuatro guardaespaldas siguiéndole los pasos. El rey de Marruecos tiene más pecho que tripa y podía ponerse perfectamente uno de aquellos cruzados mágicos de Playtex que tanto nos anunciaban hace años. Primicia total es la foto de su esposa, la princesa Lalla Salma, en traje de baño. Una imagen que incendiaría las redes sociales de Marruecos, donde el gobierno islamista quiere que las presentadoras de televisión aparezcan con velo.

Hola

Todas las revistas se hacen eco de la muerte de Sebastián Palomo Linares. Hola lleva incluso la foto del torero a su portada, en lugar de la habitual celebritie femenina. Hace dos semanas ocurría lo mismo con David Bustamante. Esta vez, el tema es más serio y sin artificio alguno. Hola rinde homenaje a uno de los matadores que llenó más páginas de la prensa del corazón: por ser un torero diferente, arriesgado y que gustaba a las mujeres.

Palomo de joven se parecía a un beatle con su flequillo que casi le tapaba los ojos. Tuvo, o mejor dicho quisieron, que tuviera un idilio con Marisol, la estrella del momento, con la que compartió protagonismo en la película Solos los dos, en 1968. Pero a Marisol le gustaba más Joan Manuel Serrat, aunque el marketing le impuso casarse con otro. Y Palomo se enamoró de una miss colombiana, Marina Danko, aunque después de 35 años casados, la cosa acabó fatal y se enrolló con Lilia López, una rica venezolana antiguo amor del torero, a la que acusaron de haber roto el matrimonio de Sebastián y Marina. Ese romance sucedía mientras andaban con un divorcio lleno de reproches y acusaciones mutuas, así que todo dio para llenar muchas páginas. Sebastián acabó serenando su vida con la magistrada Concha Azuaga y Marina encontró en la Feria de Sevilla un millonario suizo de madre canaria con el que vive en Montecarlo y surca el Mediterráneo en un yate de infarto. No hay que extrañarse de que Sebastián Palomo Linares haya ocupado más espacio en la prensa rosa que en las páginas taurinas y que Hola pase de forma elegante por los mejores momentos de su vida y lo haga de puntillas por el lado oscuro del personaje.

Aparecen ya los primeros bikinis del año en las costas españolas. Mar Flores con sus hijos en playas de Cádiz, con un dos piezas años 50, y Lydia Bosch luciendo cuerpazo y bikini mínimo en la de Barcelona. Eugenia Silva también se hace fotos en la playa pero de cuerpo entero. A menos de dos meses de dar a luz no está la cosa para enseñar tripa aunque Eugenia podía permitirse, si quisiera, hacer un Demi Moore embarazadísima, pero en Hola lo que Eugenia promociona son joyas y no ombligo.

Y otra Eugenia, la hija de la duquesa de Alba, vuelve a las revistas, pero no para hablar de José Coronado y su infarto sino para enseñar sus últimos diseños para Tous, inspirados en joyas de su madre. En octubre, su hija Cayetana Rivera se hace mayor de edad y tendrá la fiesta que se merece una joven de los Alba. Cayetanita es guapa, sociable y coqueta, y a su madre le preocupa su futuro social y mediático. Y es que a la niña, eso lo decimos nosotros, le encanta ser famosa, que la saluden por Sevilla como hija de Francisco Rivera y que le hagan fotos. Tiene la impecable educación de su madre y los arranques de su abuela, Carmen Ordóñez, o sea que Tanita dará mucho juego y Eugenia pasará noches en vela. Su padre también.

David Bustamante, entre abogados y lamentos, reprocha a la prensa: "Nos estáis matando poco a poco". Parece que la reconciliación está lejos y Bustamante le echa la culpa al mensajero. Como siempre.

La salud de María José Campanario preocupa a su familia porque parece que lo suyo es una dolencia crónica. Cuando Hola salió al kiosko, Campanario ya había vuelto a casa. A María Patiño también le preocupa Campanario, débil de salud pero enérgica a la hora de demandar a la periodista por haber contado que María José y su suegra, Carmen Bazán, tuvieron hace tiempo un enfrentamiento que acabó regular, una afirmación que puede costarle a Patiño 100.000 euros si pierde la demanda.

Los 'hijos de' van ocupando las páginas que por ley de vida dejan libres sus padres. Hola descubre que César el Moranco tiene dos descendientes muy aparentes. El chico, Alfonso, quiere ser torero, y Patricia estudió Comunicación como Tamara Falcó Comunication pero, dado el estilo que ofrece en el reportaje, la joven acabará de diseñadora, de modelo o en un plató. Al tiempo.

Lecturas

La revista no ha llegado a tiempo para llevar a su portada a Palomo Linares y sigue apostando por lo de siempre: Telecinco y sus miserias a tope. Que si Teresa Campos está hecha polvo por la ausencia de Bigote, que si Gloria Camila considera que su hermana Rociíto es mala madre, que Bustamante se pone tenso con la prensa...

Vayamos por partes, aunque todo gira en torno a los concursantes de Supervivientes, convertido en esta edición en un auténtico zoológico. A uno de ellos, Juan Miguel, el ex marido de Karina, aquel peluquero de Villajoyosa al que la cantante de El Baúl de los Recuerdos sorprendió con un tío en plena faena, su hija Rocío le admira por ir a pelo y a pluma. Rocío lo dice más fino: "Me encanta que mi padre sea bisexual". Karina vivió años sin sospechar que Juan Miguel era trucha porque las flechas del amor la mantuvieron clavada a la ingenuidad o veía peor que Massiel, que más que ponerse ciega se nos está quedando sin vista. Un beso para Massiel, La, la land.

Vuelve una de nuestras pesadillas: Rosa Benito. Vuelve a los platós de donde fue despedida sin miramientos. Es el suyo un regreso mal pagado y con un sueldo en el que están incluidas descalificaciones o los insultos de sus antiguos compañeros que tanto la humillaron. A la ex de Amador Mohedano le hace falta dinero y tragará con lo que le quieran decir por cuatro perras. Rosa vuelve por necesidad y vendiendo lo de siempre: que Antonio David es muy malo. Ella defiende a su sobrina política Rocío Carrasco porque Rosa siempre ha ido por la vida como pareja integrante del clan Jurado, hasta en el repertorio que canta por los pueblos de España.

Por fin vemos a Edmundo Arrocet en bañador aunque todavía no luce tanga. En la foto de al lado, Teresa Campos hecha unos zorros, con su amiga Meli, añorando su ausencia. Teresa aclara que lo suyo y lo de Bigote sigue adelante aunque sea en la distancia: "Me he enfadado porque se ha ido, pero porque me preocupa su edad y que le pase algo en la isla", dice. Todo listo para cuando desembarque Terelu. ¿La habrá convencido Vasile de que se ponga tanga?

Pilar Eyre se ablanda esta semana ante la emoción de conocer en persona a Richard Gere y no cuenta nada sustancioso como suele ser habitual. El actor pasó por Barcelona para estrenar su última película y Pilar Eyre, como muchas de las mujeres que abarrotaban la sala, se rindió a sus pies cuando Richard dijo lo guapas que eran las chicas españolas. Esperemos que la semana próxima, Pilar se haya recuperado de su enamoramiento y vuelva a su maldades habituales.

Semana

Por fin Patiño en bikini. Se cumple lo que ella misma anunciaba antes de su operación de pechos: "Estarán más o menos igual, pero en su sitio". Y así parece aunque falta todavía un tiempo para que Patiño se deje robar un top less en su adorada Fuerteventura.

Hacía tiempo que no veíamos a los hijos de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. Han estado de vacaciones en España en Semana Santa aunque sin contacto alguno que sepamos con el palacio de la Zarzuela. El mayor, Juan Valentín cumple este año los 18 y se va a una universidad fuera de España, alejado del lío que le viene encima a su padre. El encarcelamiento de Ignacio González es mal asunto para Urdangarin, aunque el caso Nóos y la trama Lezo no coinciden judicialmente (todavía). 

Ronaldo y Georgina siguen juntos pero siempre que les hacen fotos, él va mirando a Cuenca y ella a Castellón. Parecen poco cariñosos. Lo mismo ocurría con la despampanante Irina Shayk. ¿Será verdad que Ronaldo tiene a sus novias como una mascota? ¿Qué ha pasado con el reportaje de la revista Der Spiegel, donde se documentaba que Cristiano hace cosas horribles, presuntamente, con las chicas?


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0