David Bustamante explota contra la prensa: "Nos estáis matando poco a poco"

21/04/2017 - 11:30

La persecución mediática que están sufriendo el cantante y su todavía esposa, Paula Echevarría, ha provocado que el propio David estallara este jueves contra la prensa, que se apostaba a puertas de su casa en Madrid.

"Lleváis 20 días, por favor, no voy a contestar, estamos todos bien, sed respetuosos, estáis hablando demasiado, estáis haciendo sufrir a una niña, a nuestros padres, nos estáis matando poco a poco", espetó Bustamante desde el asiento de su coche a los periodistas a la salida del hogar que antes compartía el matrimonio y ahora es residencia de la actriz y la hija que tienen en común, Daniella.

El cantante permaneció alrededor de una hora dentro de la vivienda junto a su mujer y su hija. Al salir bajó la ventanilla del vehículo y estalló ante la prensa. Antes de marcharse del lugar, el artista cántabro dejó un último aviso a los medios congregados: "Volveremos y ya volveréis a pedir, que lo mismo ya no somos tan agradables y generosos", dijo.

El incidente de Bustamante con los periodistas se ha producido después de que saliera a la luz la última información sobre la comunión de la pequeña Daniella. Al parecer, el matrimonio ha decidido adelantar la fecha de la celebración, que iba a ser el próximo 6 de mayo, por motivos de su agenda.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
22-04-2017 / 01:23
nadaosmolesta
Puntuación -9   A Favor   En Contra

no es malo para una peque qe sus padres se divorcien sino qe la obliguen a comunión sea conciente o no, ningún(a) peque debe ser sommetida hasta qe tenga noción de todo lo qe enseñan en la escuela osociedad puesvanmatandoasuhija pocoapoco obligandola a comuniion


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.