Carmen Sevilla: su estado de salud es crítico

20/04/2017 - 11:47

La actriz ha sufrido un notable empeoramiento en su estado de salud en los últimos días. Su hijo y tutor, Augusto Algueró, no ha querido hacer ninguna declaración y se mantiene al lado de su madre. Carmen Sevilla ingresó en una de las mejores residencias de Madrid en 2015.

La que fuera presentadora de programas con Telecupón o Cine de Barrio atraviesa unos días complicados. Su estado de salud ha empeorado en las últimas horas y podría ser crítico, según Esdiario. Hace ya dos años que la presentadora, aquejada de la enfermedad de Alzheimer, ni si quiera reconoce a su propio hijo, Augusto Algueró, que se ha hecho responsable de su bienestar: "Está en las mejores manos", aseguró él en una entrevista.

La que fuera una de la actrices más bellas de los años 50, apodada 'la novia de España', descansa en una de las residencias madrileñas más prestigiosas, donde su hijo paga 3000 al mes para que su madre esté atendida las 24 horas del día y acuda a talleres y actividades que ralenticen su desgaste neuronal.

A sus 86 años, Carmen Sevilla es una de las actrices más queridas de nuestro país. María del Carmen García Galisteo nació en Sevilla, aunque se trasladó a Madrid tras la Guerra Civil junto a sus padres y sus dos hermanos, donde acudió al conservatorio. Su abuelo y su padre eran letristas y escribían canciones para las películas de Imperio Argentina o Concha Piquer, por lo Carmen no tardó en seguir el camino del artisteo amadrinada por Estrellita Castro. Protagonizó películas tan recordadas como La pícara molinera, La fierecilla domada o Marco Antonio y Cleopatra, con Charlton Heston.

Se casó en dos ocasiones, la primera (1961) con el compositor Augusto Algueró, con quien tuvo a su primer y único hijo, y la segunda (1985) con el empresario cinematográfico Vicente Patuel, con quien se dedicó a la cría de ovejas en una explotación ganadera en Herrera del Duque (Badajoz), una pasión muy reconocida.

En 2009 se le diagnosticó Alzehimer, una dolencia que se hizo pública en 2012. Tres años después, Carmen ingresó en una residencia, incapaz ya de reconocer ni a su propio hijo.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0