elEconomista.es

Guillermo Bárcenas vivió un apasionado romance con la nieta de la condesa de Romanones

27/03/2017 - 17:05

El líder del grupo Taburete y también hijo del que fuera tesorero y senador del PP vivió un romance apasionado con la nieta de Aline Griffith, nieta de la condesa viuda de Romanones, la espía estadounidense. Carla Figueroa Domecq, además de posar desnuda en Interviú, recuerda su relación con el cantante, 13 años más joven que ella.

"Estuvimos locamente enamorados", declara la aristócrata, que rememora su idilio con el joven, 12 años menor: "Era compañero de colegio de mi hermano pequeño. ¡Puse de moda a las maduritas!", dice.

A finales de 2013, su relación terminó. La aristócrata rememora cómo fue su ruptura. Todo comenzó cuando a su madre, Lucila Domecq Williams, "le diagnosticaron cáncer una segunda vez". En aquel momento, "él no estuvo a la altura", declara Carla.

"Yo le apoyé a él cuando su padre entró en la cárcel, apoyé a su madre, soporté una presión enorme, persecuciones de paparazzi? Yo le planteé a Guillermo que necesitaba que fuera un hombre, porque la prioridad en ese momento iba a ser mi madre y no él. Me contestó: '¿Y si no me apetece?'. Y hasta el día de hoy", añade la nieta de la condesa de Romanones.

Carla, que se autoproclama la oveja negra de su familia, asegura ser una mujer trabajadora que cuida de los suyos. Y es que atiende a su padre, Álvaro Figueroa Griffith, que sufrió un ictus, y también a su abuela, que a sus 93 años ya no puede levantarse de la cama.

Durante su charla con el medio, Carla también habla sobre Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la amiga del rey Juan Carlos, a propósito de un collar de su abuela: "Sólo la he visto una vez. Nos conocimos precisamente en una cacería, en Pascualete (una finca de Cáceres). No estaba el Rey. La vi mayor, muy operada. No habla casi nada".

En cuanto a la gargantilla, Figueroa Domecq señala: "Ese collar era parte de mi herencia; era mío. Lo llevó mi madre, en forma de tiara, cuando se casó. El rumor que corre es que el rey Juan Carlos se lo compró a Corinna, pero vete a saber si es verdad. Creo que el dinero del collar lo ha invertido mi abuela en la fábrica de quesos de mis primos, en Pascualete", concluye.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0