La infanta Cristina le da plantón a Máxima de Holanda

17/03/2017 - 13:21

Guillermo de Holanda celebra su 50 cumpleaños con una fiesta por todo lo alto a la que ha invitado a toda la realeza europea, incluida la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin. A pesar de la buena relación que une a la segunda hija de Juan Carlos con la reina Máxima, los ex duques de Palma han declinado la invitación.

Cristina e Iñaki no quieren dejarse ver. Aunque poco a poco parecen recuperar su normalidad, no están por la labor de disfrutar de un acto público vestidos de gala y rodeados de realeza europea. La infanta y su marido les darán plantón a los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, que les habían invitado a una gran fiesta organizada por el 50 cumpleaños del monarca para finales de junio. Un evento que, de momento, no cuenta con ninguna representación española, ya que ni Felipe ni Letizia ni los eméritos han confirmado asistencia.

Desde que comenzara el proceso judicial por el caso Noós, Cristina e Iñaki han decidido mantener un perfil bajo y desaparecer del foco mediático. Tan sólo salen de su casa de Ginevra para visitar a la familia Urdangarin en el País Vasco Francés, Barcelona (donde aún conservan buenos amigos) y Madrid (donde cuentan con el apoyo incondicional de la reina Sofía y la infanta Elena).


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 2

#1
18-03-2017 / 02:02
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Máxima de Holanda no debe de tener ni idea de la joyita de invitada que le ha dado plantón..... Tu cumpleaños gana más sin su presencia.

#2
18-03-2017 / 02:02
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Máxima de Holanda no debe de tener ni idea de la joyita de invitada que le ha dado plantón..... Tu cumpleaños gana más sin su presencia.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.