Detenidos por el robo de condecoraciones a la familia Borbón-Dos Sicilias

5/03/2017 - 17:03

La Policía ha detenido a tres personas por el robo en la sede de la Fundación de la familia Borbón-Dos Sicilias en Madrid de más de 50 condecoraciones históricas y otros efectos, valorados en unos 120.000 euros, y propiedad del duque de Calabria.

Un robo del que este domingo ha informado el diario ABC y que ha confirmado, en una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía, que señala que la sustracción tuvo lugar hace poco más de un mes en unas oficinas del distrito madrileño de Salamanca.

Tras la denuncia y las gestiones llevadas a cabo por el grupo XXIV de la Brigada Provincial de Policía Judicial, los investigadores han logrado recuperar 53 condecoraciones, el 90 por ciento de lo sustraído, tal y como subraya el duque de Calabria en una entrevista a ABC.

Según el atestado policial, el robo se perpetró el 3 de febrero pasado en esa fundación, donde fueron sustraídas numerosas condecoraciones militares de diferentes casas reales europeas, ordenadores portátiles y dinero en efectivo, todo ello valorado en principio en 120.000 euros.

En las primeras pesquisas de la 'operación Toisón' los agentes se encaminaron hacia personas y establecimientos dedicados a la compraventa de este tipo de artículos y coleccionistas de heráldica, con visitas e inspecciones, también a paginas de internet donde se ofertan este tipo de artículos.

Numerosas búsquedas que dieron lugar al hallazgo de una web en la que aparece un toisón vendido por una persona que se publicita como El Rastro y que la Policía logra identificar como Vicente C.R., de 56 años y residente en Chamberí.

Días después, una persona que trabaja para el duque y que denunció los hechos volvió a personarse en comisaría para comunicar que un amigo de su trabajo advirtió que un portal de Internet vendía una condecoración -la sacra y militar orden constantiniana de San Jorge-.

Precisamente, como pudieron comprobar los agentes, se trataba de la misma web que ofertaba el toisón.

El toisón de 1900

La Policía mostró a la denunciante las fotografías de ambas condecoraciones y reconoció sin duda alguna una de ellas: la constantiniana de San Jorge.

Se trata de una pieza datada en torno a 1900, aunque en la web figuraba el año 2002. Sin embargo, diversos detalles, como la banda en la que colgaba la condecoración, decolorada por la antigüedad; las diferentes tonalidades del lazo, algún deshilachado y un hilo de seda brillante de color azul no dejaban lugar a la duda. Era una de las robadas.

Con todos estos datos, la Policía tampoco dudó y se dirigió hacia la zona donde reside V.C.R., al que el día 21 de febrero identificaron y mostraron las dos condecoraciones que figuraban en la web.

Dijo que las había comprado, que tenía como "hobbie" el coleccionismo de este tipo de artículos y que compraba y vendía por Internet bajo el nombre de El Rastro.

El hombre acompañó a los agentes a otra vivienda y les entregó una bolsa con condecoraciones como las sustraídas, a la vez que se mostró dispuesto a entregarlas, ya que se las había comprado a dos jóvenes que no conocía.

Los agentes lo trasladaron a comisaría detenido por un supuesto delito de receptación, ya que el hombre no tenía los permisos pertinentes de la Delegación del Gobierno para ejercer la compraventa de efectos usados ni libro de registro para la Policía, entre otros requisitos.

Ya en comisaría, insistió en que entre el 9 y el 20 de febrero había comprado los efectos recuperados a dos jóvenes en sucesivas compras por las que había abonado 3.000 euros por la totalidad de las piezas adquiridas.

La Policía supo que se había citado con uno de estos jóvenes el día 22 en las inmediaciones del metro de Iglesia para comprarle algún objeto más, por lo que montó un dispositivo de vigilancia en la zona.

Pasadas las 19 horas, según el atestado policial, los agentes observaron cómo el supuesto receptador contactó con, Darío M.Z., de 28 años, quien portaba varias condecoraciones. El joven manifestó que el había acompañado otro individuo que se encontraba dentro de un coche, en concreto un Seat Ibiza.

Fue identificado como Alejandro F.R., de 24 años, y detenido junto con Darío M.Z..

Durante los registros de las viviendas, la Policía les intervino un extractor de bombines, un pasador de la Corona y dos bolsas de paquetería remitidas a Pedro de Borbón Dos Sicilias, el duque de Calabria.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.