La confesión de Adriana Lima: quería ser monja

1/03/2017 - 16:33

Es una de las modelos más importantes de la industria, ha desfilado por las pasarelas más importantes de todo el mundo, es la segunda maniquí mejor pagada del mundo, según la revista Forbes 2016, pero además es una ferviente seguidora del cristianismo. Tanto que incluso quiso servir a Dios como monja.

Adriana Lima (35) ha declarado a la revista Ocean Drive que siempre lleva un ejemplar de la Biblia que lee antes de salir a desfilar. "La Iglesia está en mí. Pienso que si estás conectado con lo divino y siempre tiene intenciones buenas, estás protegida por los ángeles", ha confesado la top.

La top brasileña es hija única y fue criada por su madre en un ambiente católico. Su padre abandonó el hogar familiar cuando ella tan solo tenía seis meses. Desde muy joven, Adriana tenía intención de ser monja, ése era su propósito antes de viajar a Nueva York y firmar por Elite Model Management. 

Por suerte, la maniquí optó por el camino de la moda, donde lleva más de 17 años de exitosa trayectoria profesional. Tan solo paró su carrera durante tres años para ser madre de Valeria (7) y Sienna (4), fruto de su relación con su exmarido, el que fuera jugador de la NBA, Marko Jaric (38).

En la actualidad, Lima es una de las modelos con más éxito del momento: cuenta con 10 millones de seguidores en Instagram y es el ángel por excelencia de Victoria's Secret. No se arrepiente de cambiar los hábitos por las alas y desea "seguir desfilando hasta los 40 años por lo menos".


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0