elEconomista.es

Operación Nieve: un alud de fotos de la Familia Real esquiando entierra otras historias

8/02/2017 - 14:42

Gwynett Paltrow haciendo la compra en el súper, en ropa interior, es sin duda el reportaje impacto de la semana, que contrasta con el recatado primer plano de Leonor y Sofía, en su primer posado en la nieve. Para las revistas se trata de un acontecimiento extraordinario el de este inocente fin de semana, dadas las escasas apariciones normalitas de la infanta y la princesa de Asturias, a quienes vemos más en desfiles militares que disfrutando como el resto de los niños. La salida de la pequeña Sofía con su abuela Paloma del Teatro Real, como a escondidas, la mítica 'agachada' en el coche de un personaje misterioso el día de Reyes, o aquella salida semi clandestina de la Reina y sus hijas, como vestidas de camuflaje, hayan aconsejado este agradable posado para el cual la Casa llamó hasta a los del Telediario. ¿Bárbara Rey? ¿Urdangarín? ¿Quiénes son ésos?

Hola

Con taconazos y diamantes, y posando junto a un limpiador fregona en mano, Paltrow llena el carrito de la compra con paquetes de los cereales con más calorías a pesar de su militancia en la dieta sana. Gwynett no se ha vuelto loca. Esta provocación es sólo un original reportaje para la edición americana del Harper's Bazaar que algunas consideran una expresión intolerable de machismo, sólo que Gwynett se pasa estas críticas por el forro y hace con su cuerpo lo que le apetece, entre otras cosas porque tiene sentido del humor y de la libertad.

Pero para impacto visual, el destrozo que le ha hecho a Sara Verdasco un conductor asesino en Miami, que se llevó por delante a la hermana del tenista y a su marido Juan Carmona cuando iban en bicicleta por la acera a comprar el pan. A pesar de este horrendo episodio, la hermana de Fernando y 'cuñada' de Ana Boyer se quedará a vivir en Miami donde el matrimonio tiene muchos planes en marcha.

Como Irene Meritxell, que después de una Navidad junto a Imanol Arias en Madrid ha regresado a Miami sola y sin compromiso. Imanol Arias y la diseñadora andaluza han roto su intermitente relación, lo cuenta el propio Imanol. El amor lo han roto la distancia, los papeles de Panamá y los jueces de anticorrupción.

Cinco meses después de conocerse, el romance de Cristiano Ronaldo y Georgina sigue viento en popa. Celebraron los 23 años de la modelo y dependienta de una firma de lujo con una cena romántica en El Paraguas, un restaurante estupendo (verdinas exquisitas) pero más bien tradicional, en contraste con la imagen del jugador: cara de mala uva, total look negro y camel, gorro de lana de rapero, cadena larga de Chanel a juego con los pendientes de brillantes y varias sortijas en la misma mano. En la otra, pulseras y un clutch de Vuitton. Todo de marca y caríiiiisimo. Por el contrario, Georgina va rústica y natural, sin joyas y vestida del montón. Nada que ver con una wag al uso, tipo Victoria Beckham o la Irina Shayk, de los tiempos de Cristiano.

Tres reinas de verdad han coincidido en una gran boda griega en Londres (sic). Doña Sofía, Ana María de Grecia y Máxima de Holanda. La argentina y su Guillermo se llevaron a Londres a su hija mayor Amalia que algún día será a su vez reina de Holanda. Resulta llamativa la imagen de la princesa de 13 años, con evidentes muestras de sobrepeso. ¿Exceso de hamburguesas? Letizia tiene a raya a Leonor y a Sofía, con ración diaria de espinacas. Pero entre las austeras verduras de las infantas españolas y los excesos de Amalia, ¿no hay un término medio más razonable?

Lecturas

Belén Esteban y sus deudas son el último intento, quizá desesperado, de mantener activo un personaje que se derrumba, agotado ya de tanto usarlo. Photoshop a lo bestia, victimismo a tope, sobredosis de Toño Sanchís en la entrevista que le hace su amiga Mila Ximénez, tan poco creíble como la de Pablo Motos a Isabel Pantoja.

Mila se estrena como entrevistadora de lujo, así la presentan en la revista, y recuerdan su carrera profesional con una foto histórica de Mila con Encarna y Pantoja ante los micrófonos de la Cope. Un menage à trois del que todavía queda mucha tela que cortar (y contar).

Colate nos cuenta en Andorra que no llega a fin de mes, que la vida en Miami es muy dura y cuesta mucho salir adelante. De ahí que Nicolás acepte lo que le echen y de vez en cuando viene a España con billete pagado y cheque al portador, bien para figurar en un desfile, posar en un photocall o promocionar como en este caso un modelo de coche, capaz de rodar por la nieve. Como excusa para justificar el escaso interés que despierta el muchacho, Colate anuncia pleito contra Paulina por no dejarle ver a su hijo y nueva novia en Miami. Pero ya dan pereza los juicios de Colate y Pau en Miami, ¿no?

La reina Sofía ha perdonado a su marido porque todavía le quiere y a su vez, don Juan Carlos le ha pedido excusas a su esposa en privado por tantos años de abandono y aventuras amorosas. La paz ha vuelto a palacio pero hay nervios y mal rollo en Zarzuela por el incierto porvenir judicial de Urdangarín y Cristina, según cuenta Pilar Eyre en su blog, donde siempre hay noticias insólitas sobre la Familia Real. No hace mucho dijo que los eméritos no duermen juntos...

Parece ser que es una española Marta Milans la culpable de la ruptura de Kylie Minogue y su novio Joshua Sasse, a pocos meses de su boda. Marta es una actriz de 34 años que ha pasado sin pena ni gloria por algunas series americanas como Ley y orden y no tiene el fortunón de la cantante ni siquiera un físico espectacular. España le da mala suerte a la australiana. Después de cinco años con Andrés Velencoso, el modelo catalán la dejó por otra de sus conquistas pasajeras y ahora se le cruza una actriz de tercera división (que no tardará en ascender a segunda por lo menos). No levanta cabeza.

Semana

Esta vez va en serio. El príncipe Harry y su novia la actriz californiana Meghan Markle pasean por las calles de Londres como dos enamorados y sin esconderse. La familia real británica no tiene más remedio que aceptar una nueva plebeya en la corte, que encima procede del mundo del espectáculo y está divorciada. ¿Estamos ante una nueva Wallis Simpson? Menos mal que Harry no tendrá que reinar. No es probable al menos.

Unas tanto y otras tan poco. Es la queja de Vicky Martín Berrocal. A los 43 años se queja de no encontrar al hombre adecuado, pero es que Vicky pide mucho. Que sea soñador, con un punto de locura y que la sorprenda cada día. A ella le va lo del flechazo. Se enamora a simple vista y por corazonada pero luego pasa lo que pasa.

Diez Minutos

La querencia de María Patiño por Fuerteventura nos hace sospechar que la periodista quiere ser nombrada hija predilecta de la isla o bien tiene un contrato con la oficina de turismo de Canarias. María se enfunda el bikini y luce tipo y musculatura de gimnasio entre las olas del Atlántico o mira al horizonte pensativa, según la revista, recordando a su padre, fallecido hace unas semanas. ¿Reportaje robado? ¿Consentido? ¿Cobrado? Todo es posible.

La muy interesante entrevista de Ana Rosa en Diez Minutos contiene sin embargo ciertos pasajes que convierten a la que le hizo Pablo Motos a Pantoja en periodismo de guerra. El autor del masaje le pregunta a la presentadora su opinión sobre esas personas obsesionadas por su físico, que están todo el día operándose. Y ella contesta: "A mí me parece bien pero que cada uno haga lo que quiera. A lo mejor si yo no tuviera un programa de televisión todos los días, también me hacía alguna cosita ¡Es por falta de tiempo!". ¡Con dos ovarios!

Lo cierto es que Ana Rosa, que luce esplándida a su 61 años, sacó tiempo hace un par de veranos para visitar al cirujano Juan Peñas, aunque a lo mejor al prestigioso especialista solo le saludó, y le pidió que le enseñara el quirófano para ver si le gustaba. Ana Rosa es capaz de decir cualquier cosa con naturalidad y convicción, es un animal televisivo, en el mejor de los sentidos, pero a veces tiene esos momentos que la hacen humana. Fue mundial el día que le preguntó a Bárbara Rey en su programa por su madre, cuando la pobre mujer llevaba muerta unos años. No hace mucho AR pidió perdón, a su manera, por utilizar un negro (que encima copiaba) para escribir aquel libro titulado Lunas de hiel, o algo así.  La última anécdota de la gran AR fue cuando se alegró en directo de que a una chica le partieran la cara (cuando creía que no la escuchaba nadie) unos salvajes por sus (despreciables) ideas políticas. Pero negar que se ha hecho unos arreglitos para mejorar el físico con tanta clase es como decir que las portadas de la revista que se llama como ella las hacen sin Photoshop. Pero ser tan humana la hace aún más adorable.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0