Paula Echevarría o Iker Casillas: ¿Quién rentabiliza más sus seguidores en Instagram?

11/01/2017 - 8:46

paula-iker-instagram-770-1.jpg

Cada día son más los famosos que obtienen ingresos gracias a las redes sociales y las cifras son astronómicas. Paula Echevarría es posiblemente la reina de Instagram en España pero hay deportistas como Cristiano o Casillas que no se quedan atrás ni mucho menos. El dinero que obtienen algunos de los llamados 'influencers' prueba que en realidad no estamos ante meros consejos desinteresados sino ante representantes de una nueva forma de publicidad, que algunos llaman encubierta.

Publicar tus fotos con el último modelo de tal o cual diseñador o comerse un determinado producto puede incurrir en una falta en según qué casos ya que, según la Ley General de Publicidad y Competencia Desleal, el consumidor debe ser informado de que está ante un acto publicitario tanto enla red como fuera de ella. Da igual que se citen las marcas. A menudo estos expertos, ellos y ellas, cobran por mostrar ropa o complementos o bien por publicitar productos o servicios.

Los instagramers más conocidos no bajan de 400 euros por foto, y no nos referimos a grande estrellas. En el planeta, las más seguidas son Selena Gómez, con 106 millones de seguidores, Taylor Swift, con 95, Beyoncé, 91 y Kim Kardashian con 89,8. Cristiano Ronaldo cuenta con 86 millones de seguidores. En estos casos las cifras se escapan a niveles estratosféricos.

En España estamos en otros niveles. En TVE establecieron este martes un ranking de estrellas nacionales de Instagram. Las que más caja hacen, según la cadena pública, son: Paula Echevarría, con 1,5 millones; Cristina Pedroche, 1,3 millones; Blanca Suárez, 1,2 millones, Elsa Pataky, 1,1 millones o Pilar Rubio, 0,9 millones. Estas influencers famosas y masivas, con tantos seguidores, pueden llegar a cobrar miles de euros por fotografía. Se publicó que  Iker Casillas había colgado una imagen en la que estaba desayunando un producto concreto y se dijo que había facturado cerca de 15.000 euros. Su mujer, Sara Carbonero, también ha sabido utilizar las redes para hacer negocio. 

En el Reino Unido se pone AD (advertising es publicidad) superpuesto en los casos en lo que se publicita algo para marcar la diferencia y que el consumidor sepa que lo que le están diciendo no es un consejo imparcial o desinteresado sino que se trata de publicidad pura y dura.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.