elEconomista.es

Alicia y Esther Koplowitz, sus secretos al descubierto

19/02/2016 - 10:21

Amigos, socios y ex parejas han hablado por primera vez de las hermanas empresarias más conocidas y misteriosas del panorama nacional y desvelan algunos de sus secretos mejor guardados.

Alicia (61) y Esther (65) Koplowitz son las empresarias más conocidas pero también más reservadas del panorama nacional. Influyentes, poderosas y tremendamente herméticas con su vida privada, sus figuras despiertan admiración y curiosidad a partes iguales. Ahora, sus amigos, consejeros y hasta una ex pareja, Carlos Fitz-James Stuart, actual duque de Alba, han desvelado algunos de los aspectos menos conocidos de las hermanas para un extenso reportaje que publica la revista Vanity Fair.

Según esta publicación, Esther atraviesa un momento muy delicado desde que adquiriera en 2012 una deuda personal de 840 millones de euros casi 'obligada': "Fueron los años de la burbuja inmobiliaria, en los que el discurso era: 'Si usted no contrae deuda, es un mal gestor'. Y ella cedió", explica Felipe Bernabé, secretario general de la compañía FCC. Ahora, Esther se encuentra recluida en su casa desde hace semanas y solo recibe la visita de sus hijos y de su hermana, Alicia, cuya situación financiera es bien distinta. Desde su cuartel general de Omega Capital, una de las gestoras de SICAV más rentables de España, controla un patrimonio estimado en 2.300 millones de euros. Su hijo mayor es su "mano derecha y depositario", según explica su consejero Óscar Fanjul.

Las finanzas no es lo único que le quita el sueño a Esther Koplowitz. Tal como relata el reportaje, su lucha personal con el que fuese su marido y padre de sus hijos, Alberto Alcocer, le ha desgastado anímicamente: "Confió tanto en su marido que le dio el control de todo. Se centró en criar a sus hijos. Y de pronto, Alberto se portó muy mal. Fue horroroso. Esther no tiene ningún trato con Alcocer. Ella sabe quién es este señor que le ha hecho todo el daño que ha podido. Sigue siendo el padre de sus hijas, pero en esa batalla el cariño de las niñas está con su madre", asegura su amigo personal Ignacio Elorrieta. Con su segundo ex marido, el marqués de Cubas, Fernando Falcó, con el que contrajo matrimonio en 2009, sí mantiene una excelente relación. Tanto que siguen compartiendo techo en su domicilio madrileño del Paseo de la Habana, a pesar de que se separaron seis años después de casarse.

Por su parte Alicia, divorciada también de Alberto Cortina, mantiene ahora una discreta relación sentimental con el empresario portugués Miguel Pais do Amaral. Una de sus parejas más mediáticas fue Carlos Fitz-James Stuart, actual duque de Alba: "Mantuvimos una relación sentimental de varios años, aunque intermitente. En serio estuvimos unos tres años, con sus altibajos. Ella se separó en el 89 y empezamos a vernos dos o tres años más tarde. Hubo momentos maravillosos, pero nunca nos gustó que se hablara de nuestra vida privada. Eso de que nos íbamos a casar no era cierto", ha asegurado el aristócrata.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0